Criticamos, juzgamos, culpamos y condenamos a los demás

No-JuzgarNos pasamos la vida criticando, juzgando, culpando y condenando a los demás, por sus palabras, hechos y promesas incumplidas. Culpamos al político, al banquero, al empresario, al jefe, al compañero, a la parejaal hijo, a la madre, al padre, al hermano, al amigo, al vecino, al enemigo, etc… (incluso algunas personas culpan a Dios). Les reclamamos y exigimos que cambien, pero ¿qué hay de nosotros mismos?. El verdadero cambio comienza por uno mismo.

“Sé tú el cambio que deseas ver en el mundo” (Mahatma Gandhi)

“El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión” (Paulo Coelho)

Los otros son nuestros espejos, están en nuestra vida para mostrarnos aspectos que “no queremos ver” de nosotros mismos.

“Eso” que no me gusta del otro, que me desagrada, que tanto me molesta y me irrita, hasta el punto de perder mi centro, me está mostrando “mi sombra“. Lo que no me permito, ni tolero en mí mismo/a, por lo cual, tampoco lo tolero en el otro.

Por ejemplo, si me gusta tener todas las cosas ordenadas y limpias, entonces “me repatea” el desorden y suciedad del otro, o quizás esa situación me recuerde algún hecho traumático de mi pasado, o tal vez se deba a un “programa inconsciente” de algún antepasado o ancestro. Y así sucesivamente con cualquier otro aspecto de nuestra vida.

Cuando nos enojamos con alguien de manera desproporcionada, esas palabras y/o situación quieren decirnos algo… Nos están tocando “simbólicamente”en esa herida

“Cuando te duele lo que te dicen, es porque resuena en tu interior el eco de tus carencias, de tus heridas emocionales y tu profundo dolor” (Lola.Hdez.Rivas.)

Peleamos continuamente contra nuestra propia sombra, proyectada en otros, sin darnos cuenta que es tan inútil como luchar contra el viento, porque siempre está presente. Se trata de reconocer, aceptar e integrar nuestra sombra para estar en equilibrio.

Cuando nos negamos a ver o escuchar “algo”, solemos mirar para otro lado o cambiar de conversación, pero la vida es muy sabia, y nos mostrará “eso” con mayor insistencia, una y otra vez, con distintos disfraces… a través de personas y situaciones concretas, para llamar nuestra atención sobre algún aspecto de nuestra vida que nos conviene mejorar o cambiar. Tenemos que ser conscientes y honestos con nosotros mismos, hacernos las preguntas adecuadas para obtener las respuestas que necesitamos.

Somos maestros y alumnos al mismo tiempo, aprendemos unos de otros en La Grandiosa Escuela de La Vida. A veces nos toca enseñar, todos los días nos toca aprender. “Aquello” que criticamos y juzgamos en otros, también lo hacemos o lo hicimos tiempo atrás, pero “no queremos verlo” porque es más fácil culpar a los demás que hacernos responsables de nuestra vida. Siendo honestos con nosotros mismos nos daremos cuenta que los demás, llegado el momento, pueden tener argumentos para taparnos la boca, y viceversa, porque los errores son lecciones, enseñanzas

“El que esté libre de culpa que tire la primera piedra” (Jesús de Nazaret) 

“Desenterramos los errores de los demás, sin darnos cuenta que los nuestros duermen en el olvido” (Lola.Hdez.Rivas) 

“Cuando entramos en guerras de reproches, todos salimos heridos” (Lola.Hdez.Rivas) 

Donde pones tu atención, pones tu energía, y aumenta. Si nos aferramos a energías negativas, nada cambiará. “Ellos” lo saben y se aprovechan, así nos mantienen “dormidos”, perpetuando su poder, su dominio y esclavitud por los siglos de los siglos.

Una reflexión: ¿Quién es más responsable: el sádico o el masoquista?. Cada cual que asuma su responsabilidad…

Cambia tú y cambiará tu mundo

“La mayoría de las personas son capaces de hacer cualquier cosa por absurda que sea para no enfrentarse a su alma” (Carl Jung)

“El cambio requiere coraje, voluntad, dedicación, esfuerzo y constancia, y muchas personas no están dispuestas a hacerlo (Lola.Hdez.Rivas)

Culpamos a los otros de nuestros problemas y desgracias. Cada cual es responsable de su vida. ¡Abrid los ojos! lo pensaste, tú lo creíste, tú lo creaste… ¡Qué sea lo positivo!

La verdadera Esencia de nuestro Ser está presente en nosotros para ayudarnos a recordar quienes Somos, de dónde venimos, porqué y para qué estamos aquí. Escuchando nuestra voz interior encontraremos las respuestas.

“Quien mira hacia afuera sueña, quien mira hacia adentro despierta” (Carl Jung)

“La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido” (Osho)

“Todo lo que sucede en tu vida: personas, relaciones, situaciones, experiencias, dolor y enfermedad, te muestran a cada instante, la relación que mantienes contigo mismo/a” (Lola.Hdez.Rivas)

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Eres tú quien lo permite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.