La soledad y el mito de que es lógico sentirse mal sin pareja

te-sientes-solo“La soledad no es estar solo, es estar vacío” (Séneca)

Una manera inconsciente pero muy popular de desvalorizarnos es considerar que es lógico sentirnos mal si estamos solos. Tenemos un programa interno llamado ego que al operar como un juez nos aísla de nuestra identidad amorosa. Su función es mantener viva una culpa subconsciente asociada a un drama pasado cualquiera que éste sea. Debido a que dicho programa se hace pasar por nosotros, es menester bloquearlo y tratarnos a nosotros mismos como a una persona más a la cual amamos. En vez de pensar “estoy solo”, puedo sentir “me encanta estar conmigo”; de esta manera, no te excluyes a ti mismo y te valoras. La sensación de soledad o aburrimiento es una estrategia fundamental programada para propiciar todo tipo de dependencias y, por lo tanto, ratificar una esclavitud fabricada.

La causa de esto es el miedo de mirar nuestra mente, su efecto es social. Nos definimos según un resentimiento pasado, una historia de vida o drama; si no pudimos soltarlo, proyectamos con la mirada esas causas en los demás. Si nos aquietamos y nos volcamos al silencio meditativo, notaremos que nos insultamos por medio de juicios temerarios y sensaciones de incomodidad; luego queremos tapar esto que encontramos, y la mejor manera es salir corriendo para hacer algo con alguien.

El mito de la pareja para erradicar la sensación de soledad y la desvalorización interna es el principal lío en que nos metemos. El deleite preferido del ego es evitar el dolor y seducir a otro para que se quede con nosotros. La pareja trae problemas porque nos refleja lo que no hicimos con nosotros y que nos encantaría que otro hiciera. El hombre que se aburre consigo mismo siempre atraerá a una mujer que siente lo mismo de ella, y entre los dos tratarán de apalear lo que sienten de sí mismos. El resultado será evidente. Ni estando con la persona más feliz del mundo me volvería yo feliz si dependo del otro para sentir mi vida. En verdad, siempre hablamos de otras personas con el único propósito de proyectar el sistema de culpa inconsciente. Aun así la responsabilidad siempre significará en lo más profundo que ya nos dimos cuenta que todo sucede en nuestra mente. Esta es la  llave. La práctica meditativa para encontrarnos a nosotros mismos es anterior al casamiento. Integrarnos mentalmente es la base de todas nuestras expresiones externas incluida la pareja.

Puede ser que una mujer esté cansada de vivir con hombres, pero también se siente muy frustrada cuando se encuentra a solas con ella misma en intimidad. Su parte masculina, valiente, fuerte y protectora está dormida. Como hombres no podemos vivir sin una mujer, no sabemos convivir con nosotros mismos. A veces nos decimos: “No puedes vivir con ella, no puedes vivir sin ella”. La parte femenina interna en el hombre, suave, comprensiva y dulce, está dormida. Si el ser humano no se integra por dentro a través de la observación diaria de su mente, de la meditación profunda y del perdón a sí mismo, no encontrará saciedad final en su polaridad exterior, sea hombre o mujer.

Cuando la integración de la polaridad interna está consolidada, la relación con la polaridad externa produce placer; sentirás que con esa mujer o ese hombre tocas el cielo, pero también con ese árbol, en la calle, a solas y en cualquier momento y situación. La liberación estriba en que no vemos a nuestra pareja desde la necesidad interior. Al liberarnos del pasado no anhelamos ningún futuro y el presente se vuelve tal como su término lo expresa: un regalo. La persona que nos acompaña ahora pasa a ser un lujo en nuestras vidas, alguien a quien realmente disfrutamos desde nuestra sanidad interior. Pero mientras experimentes a la pareja como una necesidad sin la cual no te sientes cómodo y completo, vivirás todo tipo de resentimientos confusos que en realidad únicamente surgen de tu mente. Por lo tanto, no existen los problemas de pareja, sino que más bien son derivaciones de nuestras dependencias mentales no sanadas. No eres feliz con tu pareja porque no eres una persona feliz.

Desde la esclavitud interior no observada, exigimos a los demás, seducimos, atacamos, nos defendemos ferozmente, insultamos, menospreciamos, degradamos a otros y culpamos, comparamos, anhelamos, nos desvalorizamos, nos volvemos estrategas de una astucia inservible y cansina. La infelicidad tiene sus obvias raíces. Lo que piensas que depositas en el afuera desemboca ineludiblemente en ti. La vuelta social que la mente inventó para depositar culpas afuera tiene sus profundas raíces en el pensamiento no observado. La desembocadura de todo pensamiento es de inmediato la mente que lo genera. Se puede decir que una persona está realmente sana cuando puede permanecer dichosa estando a solas por varios meses, en intimidad con ella misma, o con otra persona, sin culparlo ni culparse por lo que siente.

Sentirse bien con uno mismo es sentirse bien con la vida, es felicidad sin dependencias. Las relaciones nunca suplantan la relación con uno mismo y puede ser que lo que buscamos en pareja es lo que no hacemos internamente por nosotros. Desde el punto de vista cuántico y no dual de conciencia, no hay nadie allí afuera, únicamente “otro” idéntico, neutro, inocente, pero revestido de todos mis prejuicios producto de la condensación de mis miedos.

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Las adicciones: Biodescodificación

7 pensamientos en “La soledad y el mito de que es lógico sentirse mal sin pareja

  1. Pingback: Adiós a los miedos limitantesPeriódico Equilibrium

    • Lonely, disculpe pero no entiendo lo que quiere decir, este es un artículo sobre la soledad. De todos modos, sea lo que sea, es su creencia, cada cual ve la vida desde su perspectiva, desde su realidad. Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂

      • Cuando tienes hambre, debes comer, cuando tienes sed, debes beber; lo que no calma el hambre ni la sed es que alguien te convenza de no tienes esas necesidades.

        De igual modo funciona la soledad. Aquellos que se sienten mal solos, deben encontrar una compañía. No dejarse convencer de que solos están bien. Y eso parece tratar este artículo.

        Como bien indica usted, ‘cada cual ve la vida desde su perspectiva’. Efectivamente, si acabas de almorzar y beber agua, el hambre y la sed no entran en su perspectiva. Y aquellos que hacen dieta ni piensan en quienes mueren de hambre. Como también se muere de soledad.

      • Lonely, en este blog compartimos artículos que consideramos interesantes e importantes para los lectores, pero cada cual ve la vida a su manera, según sus programas inconscientes, sus pensamientos dominantes y sus creencias. Somos libres de hacer con nuestra vida lo que consideremos oportuno, respetando siempre los deseos de los demás. Nadie mejor que nosotros mismos para saber lo que necesitamos en cada momento. Desde mi opinión personal, no se muere de soledad sino de carencia de amor incondicional, principalmente a nosotros mismos. “La soledad no es estar solo, es estar vacío” (Séneca). Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂 Bendiciones para todos ❤

  2. yo siento la soledad dia a dia es un problema que comenzo hace3 años debido a que me enamore perdidamente de una chica y me desepciono,me engaño y yo estaba enamorado perdidamente desde ese dia que termino la relacion de apoco se empezo a destrosar mi animo,motivacion y me empezo a ganar la depresion me vivo haciendo la cabeza que nadie me va a dar bola y constantemente que voy a morir solo sin nadie,ya estoy harto de vivir asi necesito ayuda,no tengo ganas de nisiquiera salir con mis amigos,la verdad maldigo aquel dia,que tengo que hacer ??????

    • Emmanuel, sus palabras evidencian su papel de “víctima“. Atraemos a nuestra vida personas y situaciones concretas para aprender a aceptarnos tal y como somos, y a amarnos sin condiciones… Y para ello, a través de las personas de nuestro entorno, nos encontraremos con nuestra sombra… Todo son lecciones… La vida es tan buena maestra, que si no aprendemos la lección, nos la repite una y otra vez, y así sucesivamente hasta que la superamos. Viví personalmente la depresión hace unos años, estuve al límite… a punto de hacer una locura… pero Dios me iluminó en ese momento… y logré salir de ese pozo por mí misma. Me prometí no volver a caer en ello, y créame que he pasado por situaciones muy duras y dolorosas, y aquí estoy dando mi testimonio y opinando desde mi propia experiencia personal. Si alguien conoce la soledad, esa también soy yo, son casi 14 años de soledad, no sólo de ausencia de compañía, sino en el más amplio sentido de la palabra. Y es en esa soledad y en ese silencio donde aprendí a entrar en el espacio sagrado de la conciencia y a ver… más allá de los ojos del cuerpo. Ni se imagina el daño que podemos hacernos a nosotros mismos “inconscientemente“, a través de los demás. Todo como consecuencia de las heridas emocionales de la infancia o del pasado, y cuando estamos con alguna persona o situación similar, el engrama se activa automáticamente. Entrenamos el cuerpo y nos olvidamos de la mente, y en ciertas situaciones nos vemos atrapados en un laberinto de emociones, muchas veces negativas, y nos cuesta encontrar la salida. La meditación consciente: la atención plena a través de la respiración, practicada diariamente, tiene muchos beneficios para la salud: física, mental y emocional, algo que ya han demostrado científicamente. A mí me fueron muy bien las Cartas de Drenaje para soltar emociones. Si lo desea, en los enlaces de color azul encontrará información. El Amor Incondicional, empezando por nosotros mismos, es la medicina más eficaz para el cuerpo, la mente y el espíritu. Gracias por leer la publicación y por su confianza 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s