El pensador compulsivo

brilliant_mind_cs2

El pensador compulsivo, es decir, casi toda la gente, vive en un estado de aparente separación, en un mundo locamente complejo de continuos problemas y conflictos, que refleja la galopante fragmentación mental.

“El pensamiento no tolera el presente y hace que nos perdamos en él”

La iluminación es un estado de totalidad en el que estás «unificado», y por lo tanto estás en paz. Eres uno con la vida en su aspecto manifestado, el mundo, y también con el yo profundo y la vida no manifestada: eres uno con el Ser. La iluminación es el final del sufrimiento y del conflicto continuo, tanto interno como externo, pero además es el final de la horrible esclavitud que produce el pensamiento incesante. ¡Es una liberación increíble!

Identificarse con la mente crea una pantalla opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que bloquean toda verdadera relación.

Entonces te olvidas del hecho esencial de que, debajo del nivel de las apariencias físicas y de las formas separadas, eres uno con todo lo que «Es». Cuando digo «te olvidas», quiero decir que ya no puedes «sentir» la unidad como una realidad evidente en sí misma. Puedes «creer» que es verdad, pero ya “no sabes” que es verdad. Y una creencia puede ser reconfortante, pero sólo cuando la experimentas llega a ser liberadora.

Pensar se ha convertido en una enfermedad. La enfermedad se produce cuando las cosas no están en equilibrio. Crees que tú «eres» tu mente. Ése es el engaño. El instrumento se ha apoderado de ti.

¿Puedes liberarte de tu mente cuando lo deseas?

Si la respuesta es negativa, significa que tu mente te está utilizando a ti. Estás identificado con ella inconscientemente, y ni siquiera sabes que eres su esclavo. Es como si estuvieras poseído. La libertad comienza cuando te das cuenta de que no eres la entidad posesora, el pensador. Saber eso te permite observar la entidad. En el momento en que empiezas a «observar al pensador», se activa un nivel de conciencia superior. Entonces empiezas a darte cuenta de que hay un vasto reino de inteligencia más allá del pensamiento, y de que el pensamiento sólo es una pequeña parte de esa inteligencia. También adviertes que todas las cosas verdaderamente importantes –la belleza, el amor, la alegría– surgen más allá de la mente. Empiezas a despertar.

*Si lo desea, puede leer la publicación: “GRATIS Reto Mindfulness: 7 audios guiados y 4 vídeos explicativos

Anuncios

3 pensamientos en “El pensador compulsivo

  1. Pingback: Pranayama, la respiración que curaPeriódico Equilibrium

  2. Pingback: Eres tú quien lo permitePeriódico Equilibrium

  3. Pingback: Diez píldoras contra el estrésPeriódico Equilibrium

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s