Hola, soy la ansiedad

¡Hola!

Soy la ansiedad, no te asustes… vengo en son de paz, por cierto, ¿por qué te asustas tanto ante mi presencia?

Digo, sé que te sientes horrible cada vez que aparezco, que te desesperas y quisieras mandarme a volar, sé que si pudieras… me matarías, sobre todo porque crees que yo soy la que te quiere matar o hacer daño, pero créeme, si no te he matado, no lo voy a hacer.

No estoy aquí para hacerte daño, mucho menos para volverte loco, creo que ya te lo he demostrado cada vez que llego a tu cuerpo, hago un relajo y te asusto, pero al final del día… no te he matado, no te has vuelto loco.

Si pudiera, lo haría, pero esa no es mi idea.

La verdad es que aparezco y te hago sentir todo eso porque no había logrado encontrar otra manera de hacerme escuchar por ti, estabas tan ocupado tratando de ser exitoso, productivo y de demostrarle a los demás que eres digno de ser amado que no escuchabas mis pequeñas señales.

¿Recuerdas esa vez que te dio un dolor de cabeza? ¿O cuando tuviste insomnio por más de 2 horas? ¿O qué tal esa vez que sin razón aparente te soltaste a llorar?

Bueno, pues todas esas veces era yo tratando de que me escucharas, pero no lo hiciste, seguiste con tu ritmo de vida, seguiste con tu misma manera de pensar Entonces intenté algo más fuerte, hice que te temblara el ojo, que se te taparan los oídos y que te sudaran las manos pero tampoco me quisiste escuchar.

Aunque acá entre nos, los dos sabemos que sentías mi presencia, es por eso que cuando te quedabas tranquilo… o era momento de estar sólo contigo mismo, en soledad te empezabas a poner nervioso, como si algo te impidiera quedarte quieto.

Te desesperabas, porque “no entendías” con tu mente racional lo que estaba pasando, y claro, con tu mente racional no me ibas a entender.

Así es que por eso me he rendido y decidí escribirte.

Y te felicito si estás leyendo lo que te digo, porque significa que ya tienes el valor de escucharme, y créeme, nadie mejor que yo sabe de tu gran habilidad para evitarme y salir corriendo, huyendo de mí como huirías del monstruo en el bosque oscuro.

Como esas veces que me evitas y te distraes embobándote horas con la televisión, viviendo las vidas de otras personas que ni conoces para no enfrentar que la tuya no te gusta.

O qué tal, de esas veces que con un par de cubitas lograbas adormecer tus nervios e inquietud; y ni qué decir de esas otras substancias que más allá de adormecerte, te fugan de esta realidad que no quieres enfrentar.

Pero bueno, espero que ahora estés listo y lista para enfrentar tu realidad y escucharme por fin. Espero que estés listo y lista para enfrentar la verdad de tu vida y de ti mismo tal y como es, sin máscaras, sin atajos… sin pretensiones. Así es que aquí te van las cosas como son.

Lo único que llevo tratándote de decir todo este tiempo, es que… ya es tiempo de evolucionar, necesitas hacerlo, no hay de otra.

Necesitas crear cambios muy profundos dentro de ti, pues por alguna razón, en realidad no estás disfrutando de tu vida y no te sientes pleno. Por eso yo estoy aquí, para ayudarte a recuperar esa plenitud que vive dentro de ti, y para lograrlo, tendrás que deshacerte de lo que te impide contactarla.

Estoy aquí para ayudarte a ver precisamente qué te impide contactar con tu sentido de vida, con tu pasión por vivir, con tu alegría y con tu verdadero ser que es tu esencia. Cada vez que yo aparezca en tu vida, será porque tú mismo no te has dado cuenta que no estás siendo pleno y feliz, así es que si vuelvo a aparecer, no te asustes… mejor agradéceme que llegué y escúchame.

Y si realmente me escuchas, no tardarás en hacer los cambios que necesitas hacer en tu vida, los harás de inmediato, claro, eso si realmente quieres sentirte bien de nuevo, todo depende de qué tanto quieras. Y sé que sí quieres, pero a la vez sé que quieres seguir en tu confort y en tu comodidad por vivir con “lo conocido”, aunque eso conocido te haga daño.

Prefieres seguir buscando la aprobación y aceptación de los demás, haciendo hasta lo imposible por llamar su atención; buscando seguridad en otras personas menos en ti; prefieres que los demás sean responsables de tu persona que tú mismo, y claro, te entiendo, todos quisiéramos regresar a la panza de nuestra mamá y despreocuparnos de todo.

Pero… te tengo una noticia, solamente entrando a un temazcal podrás acercarte a esa experiencia. Mientras tanto… necesitas asumir que eres responsable de ti y que solamente tú me podrás escuchar, y cuando me escuches y yo vea que ya me hiciste caso, créeme que me iré. Solamente tú puedes hacer que me vaya.

Y eso es algo muy importante que te quiero decir, en verdad me iré en cuanto vea que estás haciendo esos cambios en tu vida, cuando vea que estás en camino a tu evolución y que estás dispuesto a crecer y recuperarte a ti mismo. Mientras no lo hagas… aquí seguiré.

En conclusión, si hoy estoy aquí, es porque me necesitas.

Necesitas de mi para modificar tu manera de interpretar tu realidad, la cual déjame decirte que está un poco distorsionada. Necesitas deshacerte de creencias que no te ayudan y que nada más te limitan; necesitas perdonar todo ese enojo que guardas a tus seres queridos y recuperar tu libertad interior.

Y sobre todo, necesitas de mí para hacer lo que te gusta de la vida, para ser tú mismo, y perder el miedo al rechazo o abandono de los demás.

Necesitas de mí para ponerle límites a las personas que te lastiman; para que te agarres de valor y aprendas a decir que “no”; para que dejes de mendigar amor con quien no te merece; para que dejes de depender de la existencia de tu pareja para ser feliz; para que de una vez por todas… ¡cuides tu cuerpo!

¿De qué otra manera le habrías puesto atención a tu cuerpo? Digo, probablemente de muchas maneras, pero ésta está funcionando. Necesitas darle el alimento que necesita, dejar de criticar tu físico y agradecerle por lo que te da; haz que sude y que se mueva, ten tus hormonas al día y duerme las horas que necesitas.

¿Por qué te explotas? ¿Por qué te exiges tanto? No entiendo porqué lo haces… si lo tienes todo, lo eres todo, tienes toda la capacidad que necesitas para crear tu propia realidad, pero te tratas como tu propio esclavo, eres demasiado severo contigo mismo… y estoy aquí para pedirte que simplemente dejes de hacerlo.

Así es que ya sabes… si realmente quieres que me vaya, toma el timón de ti mismo, pregúntate qué has hecho que te ha sacado de tu equilibrio interior. Pregúntate realmente cómo quieres vivir y lucha por esa vida, es tu vida, y solamente tú puedes decidir sobre ella… si a los demás no les parece, es porque los estás retando y tarde o temprano te seguirán, y si no… tendrán otra oportunidad, dales chance.

El único control que puedes tomar es el de ti mismo, pero para recuperarlo, tendrás que aceptar que lo has perdido, y que dejes que yo me exprese, que salga a decirte con todos esos síntomas tan horribles que me inventé para decirte algo muy claro, pero si me reprimes y te distraes cada vez que llego… no podré hablarte y vendré más fuerte.

Así es que la próxima vez que me sientas llegar, haz un alto, cierra los ojos… déjate sentir todo lo que te estoy diciendo, apaga tu mente racional por un momento, déjate llevar… y entiéndeme. Después, empieza el cambio en tu vida con acciones claras y específicas, y en menos de que te des cuenta, me iré.

Espero no tener que llegar muchas veces más en tu vida, pero si lo hago… recuerda que no quiero lastimarte, quiero ayudarte a que recuperes tu propio camino de evolución, el camino que si lo tomas, te hará mucho muy feliz.

Y ya para terminar, ojalá que puedas verme como lo que soy: tu esencia.

Soy tú mismo gritándote con desesperación que me escuches por favor. Así es que hola, yo soy tú, hablándote desde el fondo de tu corazón, desesperado tocándolo para que me pongas atención, lo que sientes no es taquicardia, soy yo, tu esencia, que quiere salir de ahí.

Con cariño, tu esencia disfrazada de ansiedad.

  • Fuente: Fabiola Cuevas. Escuchar y/o leer esta carta en  desansiedad.com

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Taller online gratuito de Mindfulness o Atención Plena: 4 vídeos explicativos y 7 audios guiados

Anuncios

60 pensamientos en “Hola, soy la ansiedad

  1. Gracias! creo que es la forma más poética, sencilla, tierna, amable, amorosa y a la vez contundente y entendedora que ha llegado a mi de la Ansiedad. Escuchando así a la Ansiedad, el miedo se convierte en valor, Amor i gratitud.
    Humildement, gracias Fabiola.

  2. Acabas de arrojar luz a mi vida. Llevo años sufriendo ansiedad, sufriendo la incomprensión de los demás y dosmil intentos de controlarla… Pasando mejores y peores rachas, pero jamás de iba por completo.
    He cambiado compltamente el enfoque, al leer este texto, ¿cómo no he podido verlo antes?
    Muchísimas gracias.

    • Raquel, nos alegramos que el artículo le haya ayudado en la medida de lo posible. En España hay un dicho popular “Nunca es tarde si la dicha es buena”. Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂

  3. increíble, me ha llegado muy muy dentro, lo leeré cada semana para que nunca se me olvide lo importante que es la ansiedad. Gracias por describir tan claramente la ansiedad =)

  4. Hola lo lei en el faces de otra amiga y me parecio increible! Le diste en la tecla a todo. Me es de muchisima ayuda!!! 🙂

  5. Me caen solas las lagrimas al terminar de leer, es que he sufrido la ansiedad tantos años y aqui me senti como hablando con ella verdaderamente, de repente esta todo tan claro.Este escrito es brillante! Intentare tenerlo a mano siempre realmente a llegado hasta mi escencia.Todo lo que dice es tan cierto, tan probado por mi una y otra vez , ataque de ansiedad tras ataque de ansiedad…..Gracias!

    • Florencia, me alegro que este artículo le ayude en la medida de lo posible. Tengo una tía que para mí es como una madre y también se llama Florencia, y mi abuelo materno, que en Gloria esté, se llamaba Florencio. Gracias por leer la publicación y por su agradecimiento 🙂

  6. Me encantó,muy interesante,tan cierto.Yo lo entiendo porque lo padesco.,es tal cual lo explica el artículo
    .Es una sensación horrible…gracias.

  7. Mil felicidades por está publicación y mil más para la autora, la ansiedad ha llegado tantas y tantas veces a mi vida, a mi cuerpo, mi mente y es algo que sólo uno mismo decide terminar con ella y yo ya estoy en ese proceso de no depender de nadie… Gracias me encanto esté hermoso texto…

    • Mariana, nos alegramos que el artículo le sirva de ayuda. Hay que aprender a estar más conscientes, vivir el momento, este preciso instante, aquí y ahora. Solemos entrenar el cuerpo pero no olvidamos de la mente (la base de datos), y cuando saturamos la mente con pensamientos dominantes negativos, salta la alarma y se bloquea el sistema… reflejándose en el cuerpo a través del dolor y la enfermedad. Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂

  8. Extraordinario!! Gracias muy claro y hermosa forma de explicar algo tan complejo. Me identifico totalmente y me aclara muchas ideas.

  9. Hola,

    Al leer este texto sonreí a mi escénica y me alegró mucho poder encontrar la forma de escucharme a mi mismo y poder entender los padecimientos que tengo por la ansiedad. Esta lectura me abrió los ojos para poder darme cuenta de los que quiero y necesito para estar bien, ser feliz y volver a vivir. Muchas gracias

  10. Este articulo va a cambiar mi vida .a partir de este momento voy a tomar medidas en mi caso . Muchas gracias !!!

  11. Hola sufro de ansiedad ya mas de dos años tratando de que esto ya acabe h tratando de yo sola controlarlos, ala persona q escribió esto le dio infinitas gracias por ponerlo de una manera tan diferente y con tanto amor al leerlo me dí cuenta que todo esto que nos pasa es cierto es nuestra esencia que esta teniendo un despertar de nuestra conciencia gracias x escribirlo de esa manera realmente me sentí feliz

    • Hola Olivia, me alegro que la publicación le sirva de ayuda en la medida de lo posible. Si lo desea, puede ver el vídeo de Sergi Torres, él padeció crisis de ansiedad durante su juventud, explica cómo salió de ese estado y también habla de su libro “Saltar al vacío”. Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂

  12. Así de sencillo y de claro deberían de explicar lo que es la ansiedad, cuando necesitas ayuda en determinados momentos. Gracias por tan acertada publicación. La autora ha dado en el clavo.

  13. Todo suena muy bonito y es cierto cuando tú ansiedad proviene de asuntos cotidianos, pero no es así cuando el origen es por estrés postraumático y mucho menos lo puedes controlar con ignorarlo, cuando se trata de tú agresor acosandote nuevamente. Les agradecería un consejo para mí caso particular. Yo hago yoga y trato de mantener en equilibrio mente y cuerpo pero cuando la amenaza es externa es casi imposible controlar la hipervigilancia. Sólo estaré en paz cuando ese sujeto esté muerto o preso. Preferiblemente la primera. 😦

  14. Muchas gracias por explicar de esta manera tan clara,sencilla y directa los efectos de la ansiedad y el porqué de esta. Es difícil explicarle a alguien la sensación de terror que te entra cuando me daba un fuerte ataque de ansiedad. Pues era un simulacro de infarto al corazón que me llevaba corriendo a urgencias pensando que me moría y luego era dolo un efecto psicológico. Gracias a la reflexión y a aprender cómo dices a no exigirme tanto con los demás y racionalizar más mi vida conseguí “armonizarme” con mi ansiedad y aprender de ella. Y cuando veo que me llama. “LA ESCUCHO” y descubro donde me estoy fallando.

    Me he sentido muy identificado con tu post.

    Muchas gracias por difundir la verdad

    😙

    • Angel Luis, las personas que lo hemos vivido, desde ese lugar, podemos comprenderlo mejor. Una crisis de ansiedad, un ataque de pánico, es miedo a morir, literalmente. Todos los miedos se resumen en uno: “Miedo a la muerte”, ya sea física o simbólica: muerte a los apegos… a perder algo o a alguien, a perder el trabajo, a perder la casa, a perder un familiar o amigo, a perder el confort, etc… Y cuando estamos en situaciones concretas… se activa la ansiedad, la angustia y el pánico. En mi caso, tuve miedo a morir cuando estaba en el vientre de mi madre, fui una bebé prematura, pesé 900 gramos al nacer, con riesgo de muerte durante varios meses, de ahí el conflicto… Practicando la respiración consciente a diario nos ayuda a controlar la ansiedad. Gracias por leer la publicación, por tu comentario y por tu confianza 🙂

  15. Hola la verdad es q esta explicado de una manera muy dulce y hace ver a la ansiedad no Cómo un enemigo si no como una parte nuestra q necesita si o si una solución! !! Mis Felicitaciones a quien lo escribió es un muy buen punto para ver y empezar a tratar este problema que realmente quien lo padece solamente sabe lo horrible que es!!!!!!!! Soy De Argentina! Saludos! !!!!

    • Pauka, compartí este artículo porque yo también lo he vivido en primera persona, con lo cual sé lo mal que se pasa, es miedo a morir, literalmente. Si lo desea, puede leer los comentarios, en los enlaces de color azul hay información que quizás pueda ayudarla en esos momentos tan desesperados. Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂 Mis tíos-abuelos maternos emigraron a Argentina cuando eran jóvenes, no los conocí, vivieron y murieron allá. Saludos desde España ❤ Bendiciones para todos.

  16. Infinitamente GRACIAS! me permites continuar aceptando la ansiedad como parte de mi, verlo de una manera bondadosa y amable. Que tengo el control de que aparezca, modularla, la tengo bajo mi control y soy capaz de hacer que se vaya. El identificarla y enfrentarla con racionalidad, lo aprendí con sesiones de terapia psicológica. Y se relaciona mucho con lo que dices.

    • Anny, me alegro que este artículo sirva de ayuda a los lectores en la medida de lo posible, lo compartí porque expresa los síntomas de la ansiedad de una manera sencilla, comprensiva y acertada. Gracias por leer la publicación, por su comentario y por su confianza 🙂

  17. Solo quiero decir gracias a quien escribió esto, por que realmente necesitaba escucharlo. Espero poder encontrar la causa de mis ataques de ansiedad y mejorar.

    • Dulce, si lo desea, puede leer los comentarios de esta publicación, en los enlaces de color azul hay información que puede aydarle a encontrar las causas de los ataques de ansiedad. Gracias por leer la publicación y por su agradecimiento ❤ Bendiciones para todos

    • Emma, yo también he padecido ataques de pánico, este texto lo explica muy bien, por eso quise compartirlo con los lectores. Gracias por leer la publicación y por su comentario 🙂

  18. Hola a todos.

    Les comento que me sentí muy identificado, en este momento se que sufro de una depresión severa y sufro de ataques de pánico, pero no sabía el porque de estos ataques, y resulta que en este articulo se me dijo lo que me pasaba, es muy cierto, voy a tomar más conciencia cuando tenga otro ataque y le haré caso.

    Luego les comentare como me fue.

    Saludes desde Colombia.

    • Hola Alberto, este artículo está muy bien explicado, yo también pasé por ataques de pánico y por eso quise compartirlo con los lectores. En esos momentos me ayuda mucho la atención plena a través de la respiración, al poco tiempo los síntomas desaparecen. Tengo una sincronía significativa con Colombia. Gracias por leer la publicación y por su confianza 🙂 Un saludo desde España

  19. Yo creo mas en la justicia que en el perdon el que quiera perdonar que lo haga en la vida hay cosas imperdonables,esto es una chorrada y me hace pensar que quien lo escribe no tiene ideade que siente una persona con ansiedad

  20. Pensé que esto no le pasaba a nadie más hasta que lo leí todo, es tan horrible que nuestro cuerpo nos hable a gritos a través de los malestares de la ansiedad, sentir que se te quiere salir el corazón, querer hacer Miles de cosas cuando sientes tú despersonalización, creo que ahí que tener mucho valor para pasar por todo esto,
    Solo espero y un día termine y se convierta nuevamente en tranquilidad y felicidad

    • Hola Alejandra, en mi caso, controlo los ataques de ansiedad con “atención plena en la respiración“, practico a diario, gracias a mi voluntad, esfuerzo, dedicación y constancia, hace más de un año que no tengo ataques de pánico. Solamente las personas que hemos pasado por ello sabemos lo horrible que es. Mi último ataque de ansiedad ocurrió de madrugada y vino acompañado de convulsiones, parecía la niña del exorcista en la cama, no podía controlar mi cuerpo. Agradezco aquella situación porque me hizo tomar conciencia para buscar una solución. “La respiración es Vida”. Me hicieron una pequeña operación “sin anestesia”, debido a la localización y el pequeño tamaño del pólipo en el cuello del útero. Una amiga me acompañó y entró conmigo en la sala. Mientras el ginecólogo me daba 2 cortes “a dolor vivo” para enviar muestra a biopsia, estuve practicando la respiración consciente y no sentí dolor, nada de nada, el médico se quedó sorprendido y mi amiga alucinada. Cuando salimos de allí nos fuimos de compras y a comer a un restaurante. Si me siento angustiada, estresada, preocupada, sobrepasada, esté donde esté empiezo a respirar conscientemente y me tranquilizo. Gracias por leer la publicación y por su comwentario 🙂 Un saludo de Lola desde Salamanca (España)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s