5 beneficios del baile para tu salud física y mental

Bailar es un lenguaje universal. Te ofrece la posibilidad de conocer a nuevas personas sin hablar, a expresarte sin utilizar palabras y a mejorar tu condición física.

El ejercicio físico es fundamental para mantener una vida sana y equilibrada. Sin embargo, la mayoría de las personas no encuentran la motivación o el tiempo necesarios para ir al gimnasio o salir a correr. Ahora bien, existen otras posibilidades menos aburridas y con un gran número de beneficios, tanto físicos como mentales, como por ejemplo bailar.

El baile es un lenguaje universal que está presente en todas las culturas, una forma diferente de comunicarnos con los demás y una poderosa herramienta para ejercitar la creatividad y expresarnos.

Bailar combina la música con la expresión corporal y favorece la conexión interior y con los demás.

A continuación explicamos los beneficios del baile para la salud física y mental. Ahora bien, mientras varios de estos beneficios están estrictamente relacionados con el bienestar del cuerpo, otros, por el contrario, tienen más que ver con la salud mental. Algunos, incluso, benefician a la salud física y a la mental a partes iguales.

Así, los beneficios más importantes son los siguientes:

  • Mejora la circulación.

  • Ayuda a quemar grasa corporal.

  • Favorece la mejora del estado de ánimo.

  • Fortalece las relaciones personales.

  • Facilita el contacto con uno mismo.

1- Mejora la circulación

El primero de los beneficios del baile tiene que ver con la salud del corazón y del sistema cardiovascular, puesto que mejora la circulación de la sangre y la capacidad pulmonar.

Al ser un ejercicio aeróbico, a la vez que se entrena el cuerpo se disminuyen las probabilidades de sufrir un infarto.

El baile es recomendado por la American Heart Association como ejercicio aeróbico para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

2- Ayuda a quemar calorías y a perder grasa corporal

Este segundo beneficio del baile está relacionado directamente con el primero: al estar realizándose un ejercicio aeróbico, no solo mejorará la circulación, sino que, al mismo tiempo, la quema de calorías y la pérdida de grasa corporal se verán favorecidas.

Además, contribuirá a aumentar la autoestima y los niveles de energía para afrontar el día a día.

3- Mejora el estado de ánimo

Actualmente, la evidencia disponible sobre el efecto del ejercicio físico en el estado de ánimo es abrumadora: bailar mejora el estado de ánimo.

Debido a factores como la liberación de endorfinas y la mejora de la imagen corporal, ejercitar los músculos mediante el baile ayuda a combatir problemas como el estrés o la ansiedad y contribuye a que las personas se sientan más felices.

Por otro lado, bailar puede ejercer como una actividad relajante y de distracción. De esta forma, ayuda a la mente a desconectar de los pensamientos negativos y las preocupaciones. Además, favorece la canalización de la adrenalina, aumenta la motivación y la ilusión por la vida.

Por si esto fuera poco, bailar es una actividad que ayuda a alcanzar lo que hoy en día se conoce como estado de flow. Según un estudio llevado a cabo por Amado, Leo, Sánchez-Miguel, Sánchez-Oliva y García-Calvo (2011), las personas que practican danza experimentan estados de fluidez en los que se encuentran totalmente absorbidos por lo que hacen.

4- Mejora las relaciones personales

Bailar es una disciplina social. Aunque se puede realizar esta actividad en solitario, bien es cierto que existen muchas modalidades que ofrecen la oportunidad de relacionarnos con otras personas.

Por ejemplo, asistir a clases de baile amplia el número de amistades, así como la conexión con los demás, al tener que coordinar y comunicarse con tan solo el movimiento del cuerpo. De hecho, conecta personas de diferentes edades e incluso países. No existen fronteras para el baile.

5- Ayuda a estar en contacto con uno mismo

El baile -como cualquier otra actividad artística- incluye un alto componente emocional. Su práctica ayuda a estar en contacto con nuestro interior y a expresar aquello que sentimos en lo más profundo de nosotros.

Bailar nos libera y nos permite comunicar a través del movimiento ese universo emocional que, a veces, no nos atrevemos a expresar de otra forma. De hecho, en algunos ámbitos, se está comenzando a promover el baile como terapia.

Como vemos, los beneficios del baile son numerosos, tanto para nuestra salud física como mental. Eso sí, solo hemos mencionado los más importantes. Si de verdad quieres conocer todo lo que bailar puede aportar a tu vida, tan solo tienes experimentarlo. ¿Te atreves?

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Los beneficios físicos, psicológicos y sociales de la risoterapia

Beneficios de la música

musica¿Qué nos aporta la música?

Algunas personas dicen que la música es su mejor terapeuta y en cierto modo tienen algo de razón porque nos ayuda a conectarnos con nuestros sentimientos y recuerdos y muchas veces nos ayuda a descifrar como en realidad nos sentimos.

La música nos genera tanto emociones positivas como negativas, pero también tiene otros muchos beneficios. En el artículo de hoy os desvelaremos algunos de ellos.

La música como ayuda al dolor diario

Hay muchas personas que aseguran que la música es terapéutica y que de una u otra forma los ha ayudado a mejorarse de su malestar bien sea físico o emocional.

Según diversas investigaciones, la música tiene efectos fisiológicos, como en el ritmo cardíaco, la presión arterial, el ritmo respiratorio, y además también puede afectar nuestras ondas cerebrales.

En sí afecta a nuestro organismo y a nuestras emociones tanto de forma positiva como negativa. Por eso se dice que escuchar una melodía es terapéutico porque nos ofrece muchos beneficios a diferentes malestares que podamos presentar en determinado momento.

Un estudio de la Universidad de Utah y publicado en la revista The Journal of Pain, asegura que la música logra alejar que centremos la atención más allá del dolor. Al prestar atención a la música, nuestra atención no va dirigida al estímulo doloroso, de esta forma, la sensación de dolor es mejor.

En el estudio de la Universidad de Utah, se pidió a 145 personas que identificaran aspectos relacionados con la música que estaban escuchando. Al mismo tiempo, les daban pequeñas descargas eléctricas en la punta de los dedos. Concluyeron que cuanta más atención prestaban a la música, menos sensación de dolor les producían las pequeñas descargas.

La música como beneficio

La música también puede ser vista como sanadora, puesto que nos beneficia con problemas relacionados con el estrés, nos ayuda a mejorar nuestra memoria y con determinados dolores.

A este tipo de terapia le llamamos musicoterapia, y viene a formar parte de las terapias alternativas. Ésta afirma que la música interviene directamente en nuestro sistema nervioso causando algún tipo de efecto positivo.

Otra forma de verlo sería como la mayoría de las personas lo asimila, ya que puede formar parte de una distracción de los problemas cotidianos para nosotros y nos hace sentir mejor por momentos cuando disfrutamos de la que nos gusta.

¿Qué nos aporta la musicoterapia?

La musicoterapia puede ser activa en donde el paciente puede cantar, tocar instrumentos musicales y bailar, y de forma receptiva, donde escucha para relajarse, además de otras técnicas en donde está involucrada la persona encargada de aplicar la terapia.

La música nos ofrece muchos beneficios tanto físicos, cognitivos y motores. Esta aumenta nuestra capacidad de responder más rápido ante diversos estímulos sensoriales. Nos ayuda con nuestra memoria, pensamientos, emociones e imaginación.  Además nos permite conocer cómo nos sentimos y así poder compartir mejor con los demás, así que vendría a servir también de forma social.

Al ser capaz de bailar y tocar instrumentos nos favorece en nuestra coordinación, nuestro equilibrio y movilidad. Nos aporta mucho esta forma de terapia en donde no solo se trata de escuchar, sino que es mucha más completa.

La neuropsicóloga María Luisa Ferrerós (2008) enumera varios de los principales beneficios de la musicoterapia:

  • Ayuda al control del estrés y la ansiedad.

  • Mejora el estado de ánimo.

  • Puede ayudar a resolver conflictos emocionales.

  • Favorece el desarrollo personal.

  • La coordinación motriz se ve favorecida.

  • Fomenta el desarrollo cerebral.

  • Favorece la interrelación social.

  • Influye positivamente en el desarrollo afectivo y emocional.

  • Resulta de gran ayuda para comunicar y expresar sentimientos.

  • Aumenta los niveles de autoestima.

¿En qué tipo de problemas nos ayuda la musicoterapia?

La musicoterapia ayuda a personas con problemas cognitivos como daño cerebral, pacientes con adicciones o con dolores crónicos, puesto que ayuda a la persona a relajarse ofreciéndole mejorar su humor junto a beneficios a nivel neurológico.

Puede ayudar a todo tipo de personas con estrés, ansiedad, con problemas de memoria…, para aquellos niños que son inquietos y con dificultades de aprendizaje, además de contribuir a mejorar los niveles de nuestra autoestima. Es decir, la musicoterapia aporta beneficios tanto a niños como a adultos.

Nos aporta mucho a la solución de algunos de nuestros problemas y es para todas las edades lo cual es bastante bueno. Así que a escuchar música, a bailar y tocar algún instrumento que no podemos perdernos todo esto que nos concede la magia de la música.

*Si lo desea, puede leer la publicación: “El secreto de los sonidos curativos que sanan tu cuerpo y emociones

Quiero saber lo que ansías…

crónicas tierra sin malNo me interesa saber cómo te ganas la vida. Quiero saber lo que ansías, y si te atreves a soñar con lo que tu corazón anhela.

No me interesa tu edad. Quiero saber si te arriesgarías a parecer un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa qué planetas están en cuadratura con tu Luna. Quiero saber si has llegado al centro de tu propia tristeza, si las traiciones de la vida te han abierto o si te has marchitado y cerrado por miedo a nuevos dolores.

Quiero saber si puedes vivir con el dolor, con el mío o el tuyo, sin tratar de disimularlo, de atenuarlo ni de remediarlo.

Quiero saber si puedes experimentar con plenitud la alegría, la mía o la tuya, si puedes bailar con frenesí y dejar que el éxtasis te penetre hasta la punta de los dedos de los pies y las manos sin que tu prudencia nos llame a ser cuidadosos, a ser realistas, a recordar las limitaciones propias de nuestra condición humana.

No me interesa saber si lo que me cuentas es cierto.

Quiero saber si puedes decepcionar a otra persona para ser fiel a ti mismo; si podrías soportar la acusación de traición y no traicionar a tu propia alma…

Quiero saber si puedes ver la belleza, aún cuando no sea agradable, cada día, y si puedes hacer que tu propia vida surja de su presencia.

Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mío, y de pie en la orilla del lago gritarle a la plateada forma de la luna llena: “¡Sí!”. No me interesa saber dónde vives ni cuánto dinero tienes.

Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de aflicción y desesperanza, agotado y magullado hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario para alimentar a tus hijos.

No me interesa saber a quién conoces ni cómo llegaste hasta aquí.

Quiero saber si te quedarás en el centro del fuego conmigo y no lo rehuirás. No me interesa saber ni dónde ni cómo ni con quién estudiaste.

Quiero saber lo que te sostiene, desde el interior, cuando todo lo demás se derrumba.

“Quiero saber si puedes estar solo contigo y si en verdad aprecias tu propia compañía en momentos de vacío“.

  • Oriah Mountain Dreamer, extraído de su libro “La invitación”.
  • Visto en: Crónicas de la Tierra sin mal -Facebook-

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Alcanza tu sueño

Cómo superar una ruptura de pareja

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 95Los dolores del corazón son quizá los más duros.

Muchas veces nos deprimen, nos quitan la fe en los demás, nos hacen dudar de nosotros mismos y nos pueden dejar heridos por un largo tiempo. Sin embargo, la ruptura de pareja es una gran oportunidad para aprender y mejorar nuestro proceso espiritual. Y la sanación es posible.

Pasos para superar la ruptura de pareja

1.- ¿Qué tenía yo que aprender de esa persona?

Empieza por hacerle honor a la relación. Incluso si fue dañina y tóxica, o te hirió de alguna manera, es una experiencia más en tu vida que te ha aportado algún aprendizaje. ¿Qué aprendiste sobre ti mismo? Sobre la forma en que te relacionas con los demás? Sobre el amor? Sobre lo que debe hacerse y lo que no debe hacerse?

2.- ¿Qué retos me quedan?

Después de responder estas preguntas, lo siguiente es asumir una perspectiva espiritual al respecto. Si ya sabes lo que aprendiste, ahora evalúa qué te falta por aprender: Paciencia? Tolerancia? Honestidad? Perdón? Firmeza? Amor propio? Fe y confianza? Dignidad? En esta respuesta posiblemente encontrarás una de las misiones que vienes a cumplir a esta vida, y entre más rápido lo identifiques, más rápido lo aprenderás y menos situaciones iguales vendrán a tu camino para que aprendas la lección. Al aprender y asumir nuestras misiones, superamos el “examen” y podemos seguir adelante a nuevos retos.

3.- Asumir la Soledad

Muchas veces, lo más difícil después de una ruptura de pareja es asumir que estás “solo”. Al estar acostumbrados a compartir tiempos y espacios con otros, nos olvidamos a veces de nuestra vida interna. Concéntrate en ti mismo; después de una ruptura de pareja es una gran experiencia sanadora. Reencuéntrate con tu libertad, tu tiempo y tu espacio. Redecora tu casa, cambia tu imagen, cómprate ropa, disfruta un delicioso helado, ve al cine a ver esa película que tanto deseabas, baila en tu habitación, lee un libro nuevo, medita, haz planes diferentes, vete de fin de semana a un lugar especial, tómate un día libre y camina por las calles disfrutando el entorno, cocina tu cena favorita. Te aseguro que muchas veces, en pareja, cediste ante los gustos del otro y te limitaste en los tuyos. Ahora es tu tiempo. ¡Disfrútate!

4.- “No soy mis relaciones”

Un error en el que frecuentemente caemos luego de una ruptura de pareja es asumir que los problemas que tuvimos fueron nuestra culpa o bien nos culpamos de ser como somos. Es más, nos invade la mente, la idea de que estamos mal y que debemos de cambiar para que nos quieran, nos amen o nos acepten. La culpa a veces nos llena, la duda nos enloquece, y nuestra autoestima y confianza puede debilitarse. ¡Alto! Es importante entender que no somos nuestras relaciones. Que las cosas que pasan en una pareja, son cosas de dos – son una dinámica creada por ambas personas y no necesariamente el reflejo de lo que somos o no somos. A ti no te falta nada. Tú eres perfecto. Incluso si cometiste una falta, como la infidelidad por ejemplo, esto no es necesariamente reflejo de lo que tú eres como persona. Siempre existe la posibilidad de aprender y mejorar, y lo que hacemos es diferente a lo que somos. Somos seres espirituales que venimos a aprender y a cumplir misiones, y cada situación nos lleva por el camino que debemos recorrer para superar dichas misiones. No te rotules. No te disminuyas. Asume lo ocurrido, evalúa, aprende y sigue adelante.

5.- Volver a creer en el amor

A menudo, después de una ruptura de pareja, juramos que nunca más lo intentaremos. Está bien. Es un proceso y debes vivir el duelo correspondiente. Incluso, está bien si tu decisión es quedarte soltero. Toda decisión es válida. Sin embargo, no dejes de creer en el amor. Porque el amor es la guía, el alimento y la luz de la vida. Y eso empieza por ti mismo. Aprende nuevamente a amarte, y encuentra maneras de expresarte amor a diario. Muchas veces, nos instalamos en “el drama” de no tener ganas de una pareja nueva, pero erramos al andar así por la vida. Porque nuestro pobre amor propio, nos obliga a conocer entonces, personas que “busquen” ayudarnos a olvidar, ayudarnos a creer en el amor, amarnos porque estamos débiles y heridos. Debemos creer en el amor, sí. Pero jamás iniciar una nueva relación si no hemos cerrado el círculo con nuestro “ex”. Porque el llegar “heridos” a una nueva pareja, es “empezar mal” y terminará mal. Así que CUIDADO. El proceso de duelo tarde o temprano terminará y ahora sí, tu vibración puede atraerte regalos hermosos en el futuro. No te cierres ante esa posibilidad.

6.- Convenios kármicos

No todas las relaciones son terrenales. Es decir, muchas veces tenemos contratos con otros seres, que hemos adquirido aún antes de encarnar en la tierra. A veces son situaciones no procesadas de vidas pasadas, a veces son relaciones indirectas con terceras almas. Para no seguir atado y herido por una conexión kármica, si tú sientes que ya has hecho todo lo posible por superar una ruptura y tienes claro que has luchado por estar bien y no lo logras. Debes hacer un duelo simbólico por esa persona. Será necesario que te liberes de esas cargas, porque no puedes perder más años de tu vida viviendo en el pasado y con el corazón roto.

7.- Balancea tus chakras

La terapia Reiki es excelente para esto. El dolor, preocupación y nivel emocional que se vive después de una ruptura de pareja a veces nos deja física, mental y espiritualmente fatigados. Sube tu energía, purifícate y asegúrate de poner tus chakras en orden para no manifestar cosas negativas en tu vida.

Dale tiempo al tiempo. Cada experiencia, por dolorosa que sea, tiene una razón de ser, y no hay fórmulas mágicas para hacer desaparecer la situación. Lo importante es saber establecer barreras para no seguir lastimándote, seguir los pasos internos de entendimiento, no caer en la depresión ni el pesimismo, y tener la determinación de superar la pérdida sabiendo que la vida ofrece millones de oportunidades a cada segundo, pero ninguna llegará mientras usted esté estancado pensando en el pasado y lo que pudo ser. ¡Adelante!

  • Fuente: Akasha Sanación Integral (Facebook)

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Cómo encontrar el amor verdadero