Acné rosácea o la enfermedad de la vergüenza

La rosácea es una afección dérmica que produce el enrojecimiento de la piel de la cara, por lo general de las mejillas, la nariz, la barbilla, la frente o los párpados, zonas en las que se aprecia como arañas o vasos sanguíneos muy a flor de piel, inflamación y erupciones o granitos similares al acné.

Hay personas que se asustan y creen que el sol, el alcohol o el maquillaje lo puede empeorar, pero ninguno de estos parámetros ha sido demostrado.

Suele aparecer a partir de la adolescencia y en personas que se expongan al público, a la mirada crítica de los otros o de unos padres exigentes sobre todo con los aspectos físicos. Por eso podemos encontrar una larga lista de personas muy conocidas que han pasado por este síntoma. Algunos famosos como Bill Clinton, Mariah Carey, Cameron Díaz, Robert Pattison, Lady Di, J.P. Morgan o el pintor Rembrandt, han tenido o tienen Rosácea.

Para la Descodificación Biológica Original, antes de la aparición de un síntoma, la persona siempre ha vivido un conflicto que le ha desestabilizado y que ha generado estrés.

En el caso del Acné Rosácea, se debe a un estrés que tiene que ver con la sensación de ser feo, de verse feo, deslucido, ridículo o desagradable, de sentir que los demás le miran para verle los defectos, por actos que creen que han hecho mal o porque no lo ven hermoso o hermosa. Es un ataque que viene de la mirada de los otros o un autoataque que se produce por la propia crítica. Incluso las personas cuando tienen una afección visible como son las que se producen en la piel, pueden sentir que los demás hablan a sus espaldas, les critican o se ríen de ellos por su fealdad. Este síntoma se asocia también a las personas tímidas y retraídas que se enrojecen rápidamente ante una mirada, las que sienten vergüenza y que tienen temor a la crítica.

Es lógico que ocurra desde la adolescencia porque es un momento en el que el niño está en un cuerpo que desconoce. Se siente desproporcionado, que no reconoce y que se siente mal en él. Por lo general, son los jóvenes púberes que se ven poco dotados de hermosura.

Cuando nos sentimos menos atractivos, menos hermosos, sin ninguna gracia, que nos falta belleza y no somos guapos o creemos y pensamos con frecuencia que los demás lo ven así, la piel de la zona comenzará a ulcerarse porque se encuentra en estrés. En ese momento, solo se verá una zona de piel reseca y más enrojecida, pero todo cambia cuando la persona soluciona su conflicto de fealdad. A partir de ese momento la parte de la piel que estaba reseca se restaura y es cuando aparecen los síntomas de la Rosácea.

Los síntomas aparecen en solución de conflicto y no son atractivos. Qué paradójico, porque es ahí, es el momento en que la persona afectada vuelve a verse fea, grotesca e incluso muy deslucida, que todo el proceso vuelve a recomenzar. Este síntoma es cómo un pez que se muerde la cola. Un círculo vicioso del que hay que escapar, y llegados aquí ya debéis saber cómo.

Sí, dejar de mirarse a un espejo durante unos días hasta que sane totalmente la piel. Dejar de criticarse y de mirar si los demás lo hacen. Solo es eso y es tan claro, como que los animales que no distinguen belleza de fealdad, no hacen síntomas de Rosácea.

La piel irá mejorando cuando se deja de activar el conflicto y se puede ayudar con productos naturales, como una mascarilla de arcilla verde con vinagre de manzana combinado con 10 gotas de aceite de árbol de té y aloe vera, aplicada directamente sobre la piel. También es útil la miel pura de abeja, el propóleo o el aloe vera, aplicado como mascarilla; siempre sobre la piel limpia. Pero recordar que lo primero es salir de la rueda infernal de sentirse poco agraciado.

Todos somos hijos maravillosos de la Madre Naturaleza y la belleza es un parámetro que varía en cada época. ¡Para qué nos vamos a preocupar por eso!

  • Autora: Ángeles Wolder Helling. Directora académica de la Escuela de Descodificación Biológica Original® de España (EDBO) cadhu.com

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Probióticos y rosácea: la asombrosa relación entre el intestino y la piel

Anuncios

8 Usos medicinales del Vicks Vaporub

vicks-vaporubMuchas personas lo tienen en su botiquín, pero solo lo usan cuando están resfriados.

¿Sabías que el Vicks Vaporub tiene otras muchas aplicaciones? Te las mostramos

El Vicks Vaporub es un ungüento muy famoso que se utiliza como remedio contra la congestión de las vías respiratorias y otros síntomas de la gripe y el resfriado.

Se prepara a partir de varias sustancias oleosas y plantas con poder calmante como el mentol, el eucalipto y el alcanfor.

Tras ser aplicado en zonas del cuerpo como el pecho, los pies y la espalda, el paciente siente una fuerte sensación de bienestar que le permite sobrellevar los síntomas.

Millones de personas lo incluyen dentro del botiquín de sus hogares porque es muy económico y puede ser útil en cualquier momento.

Lo que algunos aún no saben es que tiene otras aplicaciones medicinales aparte de las que aporta a la salud respiratoria.

Como queremos que todos las conozcan, en este espacio vamos a compartir detalladamente las 8 más interesantes. ¡No te las pierdas!

1. Combatir los hongos en los pies

Vaporub-uñas

Las propiedades antifúngicas que le confieren sus ingredientes hacen que sea una buena opción para combatir los hongos que afectan la salud de los pies.

Puede emplearse contra el llamado pie de atleta y otras molestias como la sequedad y el agrietamiento de los talones.

Modo de uso

  • Momentos antes de ir a dormir, toma una pequeña cantidad de Vicks Vaporub y frótala con suaves masajes sobre las áreas afectadas.

  • Repite su uso hasta que se curen los pies.

2. Eliminar el acné

Se podría pensar que por los compuestos aceitosos de esta pomada no deberían usarse contra los granos de acné.

No obstante, sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas actúan contra este problema y lo disminuyen de forma notable.

Lo mejor de todo es que le da un “extra” de humedad a la piel e impide que queden cicatrices.

Modo de uso

  • Limpia las áreas que vas a tratar y aplícales una pequeña gota de la pomada.

  • Úsala hasta dos veces al día para obtener mejores resultados.

3. Calmar el dolor muscular

Calma los dolores articulares y musculares

Al aplicar la pomada de forma tópica podemos percibir una sensación de calor que nos resulta relajante.

Este efecto podemos aprovecharlo como terapia contra el dolor muscular y todo tipo de tensiones que lo ocasionen.

Modo de uso

  • Unta un poco de Vicks Vaporub sobre las áreas doloridas y frótalo con un suave masaje.

  • A continuación, aplícale una almohadilla caliente y déjala durante 15 minutos.

  • Repítelo varias veces al día si lo consideras necesario.

4. Eliminar las verrugas

Las verrugas son un problema estético que se produce por la infección del Virus del Papiloma Humano (VPH).

Eliminarlas no es sencillo pero puede lograrse con la ayuda de ingredientes antiinflamatorios como los que tiene el Vicks Vaporub.

Modo de uso

  • Cubre la verruga con un poco de pomada y tápala con un vendaje adhesivo.

  • Espera como mínimo seis horas, tira del vendaje y repite su uso.

  • Es probable que tengas que hacer varias aplicaciones hasta eliminar por completo la verruga.

5. Prevenir infecciones cutáneas

Quemaduras

Las lesiones y quemaduras superficiales que sufre la piel pueden convertirse en una infección cuando no se les presta suficiente atención.

Es importante que las limpies bien y procedas a untarles un poco de Vaporub para evitar este problema.

Modo de uso

  • Frota la zona afectada con un paño húmedo y aplícate una fina capa de pomada con un suave masaje.

  • En caso de reacción desfavorable enjuagar de inmediato.

6. Disminuir los hematomas

La aplicación tópica de este ungüento activa la circulación de la sangre y disminuye la presencia de hematomas.

Modo de uso

  • Pon una cucharada de Vaporub en un cuenco y mézclala con un poco de sal marina.

  • Tras obtener una pasta granulada, aplícala con suaves masajes sobre los moretones.

  • Úsala dos veces al día hasta eliminar el moretón.

7. Calmar dolores de cabeza leves

mujer con dolor de cabeza

Las cefaleas y dolores de cabeza leves pueden aliviarse con la acción relajante de este producto. Su aroma libera la tensión y ejerce un efecto analgésico que calma el dolor.

Modo de uso

  • Unta un poco de pomada en las sienes y la frente y trata de relajarte durante unos minutos.

  • Repite su aplicación si lo consideras necesario.

8. Combatir la infección de los oídos

El poder antiinflamatorio y relajante de este ingrediente se puede potenciar con la acción antibiótica del ajo para tratar las infecciones de los oídos.

Modo de uso

  • Pela un diente de ajo, caliéntalo 10 segundos en el horno microondas y úntalo con un poco de Vaporub.

  • Colócalo de inmediato en el oído afectado y déjalo un par de horas.

¿Has utilizado Vicks Vaporub con este tipo de fines? Como acabas de ver, son muchas las formas de aprovecharlo en favor de nuestra salud.

¡No dudes en usarlo!

*Si lo desea, puede leer la publicación: “25 Usos del agua oxigenada

Hola, yo soy tu síntoma

Yo soy tu síntomaHola, tengo muchos nombres: dolor de rodilla, grano, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, cáncer, depresión, migraña, tos, dolor de garganta, insuficiencia renal, diabetes, hemorroides, y la lista sigue y sigue. Me he ofrecido como voluntario para el peor trabajo posible: ser el portador de noticias poco gratas para ti.

Tú no me comprendes, nadie me comprende. Tú piensas que quiero fastidiarte, echar a perder tus planes de vida, todos piensan que quiero entorpecerles, hacerles daño o limitarles. Y no, eso sería un completo disparate. Yo, el síntoma, simplemente intento hablarte en un lenguaje que comprendas. Que entiendas.

A ver, dime algo: ¿Tú irías a negociar con terroristas, tocando a su puerta con una flor en la mano y una camiseta con el símbolo de “paz” impreso en la espalda? ¿No verdad?

Entonces, por qué no comprendes que yo, el síntoma, no puedo ser “sutil” y “suavecito” cuando debo darte el mensaje Me golpeas, me odias, con todo el mundo te quejas de mi, de mi presencia en tu cuerpo, pero no te tomas ni un segundo en razonar y tratar de comprender el motivo de mi presencia en tu cuerpo.

Sólo te escucho decirme: Cállate“, “vete”, “te odio“, “maldita la hora en que apareciste”, y mil frases que me hacen impotente para hacerte comprender. Pero yo debo mantenerme firme y constante, porque debo hacerte entender el mensaje.

¿Qué haces tú? Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con “quimioterapias“. Intentas día a día, taparme, sellarme, callarme. Y me sorprende ver que a veces, hasta prefieres consultar brujas y adivinos para que de forma mágica yo me vaya de tu cuerpo.

Y yo, cuando mi única intención es darte un mensaje, soy totalmente ignorado.
Imagínate que soy esa alarma con sirena en el Titanic, esa que intenta de mil formas decirte que de frente hay un Iceberg con el que vas chocar y hundirte. Sueno y sueno por horas, por días, por semanas, por meses, por años, intentando salvar tu vida, y tú te quejas porque no te dejo dormir, porque no te dejo caminar, porque no te dejo trabajar, pero sigues sin escucharme…

¿Vas comprendiendo?
Para ti, yo el síntoma, soy “La Enfermedad.
Qué cosa más absurda. No confundas las cosas.
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas.
Gastas dinero que no tienes en medicamento tras medicamento. Y sólo para callarme.

Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma”

¿Por qué me callas, cuando soy la única alarma que está intentando salvarte?

La enfermedad eres tú“, es tu estilo de vida“, son tus emociones contenidas, eso sí es la enfermedad. Y ningún médico aquí en el planeta tierra, sabe cómo combatir enfermedades. Lo único que hacen es combatirme, combatir el síntoma. Callarme, silenciarme, desaparecerme. Ponerme un maquillaje invisible para que tú no me veas.

Y sí, está bien si ahora que lees esto, te sientes un poco molesto sí. Esto debe ser algo como “un golpazo a tu inteligencia”. Está bien si por ahora te sientes un poco molesto o frustrado. Pero yo puedo manejar tus procesos bastante bien y los entiendo. De hecho, es parte de mi trabajo, no te preocupes. La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más. Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir.

Cuando yo, “el síntoma”, aparezco en tu vida, no es para saludarte, no. Es para avisarte que una emoción que contuviste dentro de tu cuerpo, debe ser analizada y resuelta para no enfermarte. Deberías darte la oportunidad de preguntarte a ti mismo: ¿por qué apareció este síntoma en mi vida?, ¿qué querrá decirme? ¿Por qué está apareciendo este síntoma ahora?. ¿Qué debo cambiar en mí para ya no necesitar de este síntoma?

Si dejas este trabajo de investigación, sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que has hecho años atrás. Debes consultar también con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones.

Por favor, cuando yo aparezca en tu cuerpo, antes de correr al Doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo. Y entre más rápido hagas conciencia del porqué de mi aparición en tu cuerpo, más rápido me iré.

Poco a poco descubrirás, que entre mejor investigador seas, menos veces vendré a visitarte. Y te aseguro que llegará el día en que no me vuelvas a ver ni a sentir. Al mismo tiempo que logres ese equilibrio y perfección comoanalizador de tu vida, tus emociones, tus reacciones, tu coherencia, te garantizo que jamás volverás a consultar a un médico ni a comprar medicinas.

Por favor, déjame sin trabajo.
¿O piensas de verdad que yo disfruto lo que hago?
Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita. Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia como si yo fuera un trofeo.

Estoy harto de que digas:
“Ay pues yo sigo con mi diabetes, ya ves que soy diabético”.
“Ay pues ya no aguanto el dolor en mis rodillas, ya no puedo caminar”.
“Siempre yo con mi migrañas“.
Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.

Mi trabajo es vergonzoso. Y te debería dar vergüenza presumirme ante los demás. Cada vez que me presumes, realmente estás diciendo: “Miren que débil soy, no soy capaz de analizar ni comprender mi propio cuerpo y mis propias emociones, no vivo en coherencia, mírenme, mírenme!”.

¡Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa.
Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida!

Atte.
El síntoma.

  • Autor desconocido- Extraído de Psico Tesa
  • Fuente: El Despertar de la Conciencia (Facebook)

*Les recomiendo especialmente la Conferencia del Doctor Francisco Moya “La armonía de las emociones”

Nuestra piel nos delata

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es una gran superficie de proyección donde se muestran procesos psicosomáticos. Problemas de contacto, roce y relación. Estrés nervioso, miedo, angustia, sensación de amenaza. Seguridad, protección y sobre todo pertenencia, … Sigue leyendo