El rechazo es la herida emocional más profunda

Hay heridas que no se ven pero que pueden arraigarse profundamente en nuestra alma y convivir con nosotros el resto de nuestros días.

Son las heridas emocionales, las huellas de los problemas vividos en la infancia y que determinan en ocasiones como será nuestra calidad de vida cuando seamos adultos.

Una de las heridas emocionales más profundas es la del rechazo porque quien la padece se siente rechazado en su interior, interpretando todo lo que sucede a su alrededor a través del filtro de su herida, sintiéndose rechazado en ocasiones aunque no lo sea.

Origen de la herida emocional del rechazo

Rechazar significa resistir, despreciar o denegar, lo que podemos traducir en “no querer” algo o a alguien.

Esta herida nace del rechazo de los padres hacia su hijo o en ocasiones, del sentirse rechazado por los progenitores, sin haber intención por parte de éstos.

Ante las primeras vivencias de rechazo se comenzará a crear una máscara para protegerse de este sentimiento tan desgarrador que va ligado a la infravaloración de uno mismo y que se caracteriza por una personalidad huidiza según las investigaciones llevadas a cabo por Lise Bourbeau. Así la primera reacción de la persona que se siente rechazada será huir por lo que no es raro que siendo niños se inventen un mundo imaginario.

En los casos de sobreprotección, más allá de la faceta superficial enmascarada de amor, el niño se percibirá como rechazado pues no es aceptado como es. El mensaje que le llega es que sus capacidades no son válidas y por eso tienen que protegerlo.

Cómo es la persona que tiene la herida del rechazo

A partir de las heridas emocionales sufridas en la infancia se conforma una parte de nuestra personalidad. Por ello, la persona que padece la herida del rechazo se caracteriza por infravalorarse y buscar la perfección a toda costa. Esta situación la llevará a una búsqueda constante del reconocimiento de los otros que le costará saciar.

Según Lisa Bourbeau, será con el progenitor del mismo sexo con el que más presente se hará esta herida y ante el que la búsqueda de amor y reconocimiento será más intensa, siendo muy sensible a cualquier comentario que proceda de él.

Las palabras “nada”, “inexistente” o “desaparecer” formarán parte su vocabulario habitual, confirmando la creencia y sensación del rechazo que tiene tan impregnada. De este modo, es normal que prefiera la soledad porque si recibe mucha atención habrá más posibilidades de ser despreciada. Si tiene que compartir experiencias con más gente, intentará pasar de puntillas, bajo el caparazón que se contruye, apenas sin hablar y si lo hace, tan solo será para infundirse valor a si misma.

Además, vive en una ambivalencia constante porque cuando es elegida no se lo cree y se rechaza a sí misma e incluso llega a sabotear la situación y cuando no lo es, se siente rechazada por los demás. Con el paso del tiempo, la persona que padece la herida del rechazo y no la sana, puede volverse rencorosa y llegar al odio, fruto del intenso sufrimiento vivido.

A mayor profundidad de la herida del rechazo, mayor probabilidad hay de ser rechazada o rechazar a los demás. 

Sanar la herida emocional de rechazo

El origen de cualquier herida emocional proviene de la incapacidad de perdonar aquello que nos hacemos o nos hacen los demás.

Cuanto más profunda sea la herida del rechazo, mayor será el rechazo hacia si mismo o hacia los demás, el cual puede ocultarse tras la vergüenza. Además, habrá mayor tendencia a la huida, pero ésta tan solo es una máscara para protegerse del sufrimiento generado por esta herida.

La herida del rechazo se sana prestando especial atención a la autoestima, comenzando a valorarse y reconocerse por si mismo sin necesitar la aprobación de los demás. Para ello:

  • Un paso fundamental es aceptar la herida como parte de uno mismo para poder liberar todos los sentimientos atrapados. Si negamos la presencia de nuestro sufrimiento no podremos trabajar para sanarlo.

  • Una vez aceptada, el siguiente paso sería perdonar para liberarse del pasado. En primer lugar a nosotros mismos por el trato que nos damos y en segundo lugar a los demás, porque las personas que nos han herido probablemente también padezcan algún profundo dolor o una experiencia hiriente.

  • Comenzar a cuidarse con amor y priorizarse. Prestarnos atención y darnos el amor y el valor que merecemos es una necesidad emocional imprescindible para seguir creciendo.

Aunque no podemos borrar el sufrimiento vivido en el pasado, siempre podemos aliviar nuestras heridas y ayudar a que cicatricen para que su dolor desaparezca o al menos se alivie. Porque de acuerdo con lo que dijo Nelson Mandela de alguna manera somos capitanes de nuestra alma.

*Si lo desea, puede leer la publicación: “El Proyecto Sentido de nuestra vida, diferentes tipos de partos e hijos

Sé como la flor de Loto: renace cada día e imponte a la adversidad

la-flor-de-lotoLa naturaleza es tan apasionante que nos da las respuestas más inesperadas cuando ni tan siquiera creíamos que podían existir más allá de nuestra mente, de nuestra esperanza y de nuestro deseo por seguir adelante. Lejos de mostrar una realidad monótona y predecible, cada rincón en el que la naturaleza brota con libertad nos deja una nueva enseñanza sobre lo que significa habitar este mundo.

No sólo es generosa para con la ciencia, sino con nuestros sentidos y con nuestra espiritualidad. Tanto es así que, en la gran variedad de manifestaciones, especies y fenómenos que produce, nos encontramos con auténticas lecciones de cómo afrontar la vida. Auténticas teorías psicológicas sin control de variables ni análisis de fiabilidad o validez, pero que encierran un mensaje cuya belleza y significado es indiscutible.

De entre todos los fenómenos infinitos y curiosos de la naturaleza se encuentra la flor de Loto. Un fenómeno “sui géneris” que resulta una metáfora apasionante sobre la vida y las adversidades a las que hacemos frente cada día.

LA FLOR DE LOTO

La flor de Loto es un tipo de lirio de agua, cuyas raíces tienen su base en el fango y en el lodo de lagunas y lagos. La flor de loto posee la semilla con mayor longevidad y resistencia: puede aguantar hasta 30 siglos antes de florecer sin perder su fertilidad.

 La flor de loto es símbolo de la pureza y belleza que puede surgir de un terreno pantanoso.

Esta hermosa flor emerge y se nutre del barro, en ciénagas o lugares pantanosos y cuando florece se eleva sobre el lodo. En la noche, los pétalos de la flor se cierran y la flor se sumerge bajo el agua. Se cierra para hundirse en el agua pero al amanecer se alza de nuevo sobre al agua sucia, intacta y sin restos de impureza por la disposición de sus pétalos en forma espiral.

2885110670_757478f74e_thumb5La flor de loto tiene la peculiaridad de ser la única flor que es fruto al mismo tiempo: el fruto tiene forma de cono invertido y está en su interior. Cuando la flor está cerrada no huele, pero cuando se abre su aroma recuerda al jacinto. Muchos consideran su aroma hipnótico, capaz de alterar los estados de la conciencia.

MITOLOGÍAS SOBRE LA FLOR DE LOTO

La fascinación por esta flor ha hecho que esta sea un símbolo fundamental para multitud de civilizaciones a lo largo de la historia. La flor de Loto es considerada sagrada y uno de los símbolos más antiguos con múltiples significados para los países de Oriente, aunque también encontramos múltiples referencias a ellas en el mundo occidental.

En la mitología griega, los lotófagos eran un pueblo mítico que los antiguos identificaban con los habitantes de una población al nordeste de África. Cuenta la leyenda que una bella Diosa se perdió en un bosque hasta llegar a un lugar donde abundaba el fango, denominado loto, donde se hundió.

Este espacio había sido creado por los Dioses para los seres cuyo destino había sido fracasar  en la vida. Sin embargo, la joven luchó durante miles de años hasta que logró salir de allí convertida en una bella flor de loto, simbolizando el triunfo de la perseverancia ante situaciones adversas.

En el ámbito budista, el loto sirve como asiento o trono para Buda o los Budas e indica un nacimiento divino. En el mundo cristiano, la flor de loto es el lirio blanco que significa tanto fertilidad como pureza.

Tradicionalmente, el Arcángel Gabriel lleva a la Virgen María el lirio de la Anunciación.

LA FLOR DE LOTO Y SU SIGNIFICADO PARA LA PSICOLOGÍA

La flor de Loto simboliza el poder de la resistencia psicológica como capacidad para transformar la adversidad en potencialidad. Suzanne C. Kobasa, psicóloga de la Universidad de Chicago, dirigió varias investigaciones en las que detectó que los individuos con personalidad resistente tienen una serie de características en común. Suelen ser personas de gran compromiso, control y orientadas al reto.

“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, y han encontrado su forma de salir de las profundidades” -Elisabeth Kubler Ross-

Más tarde esta explicación fue reconceptualizada con el término resiliencia, la esencia de la personalidad resistente. La resiliencia se suele definir como la capacidad de los individuos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y grandes adversidades.

La flor de Loto supone una magnífica metáfora de cómo existen personas capaces de plegar el dolor y desplegarlo posteriormente en forma de serenidad, autocontrol y persistencia.

  • Fuente: Cristina Roda Rivera (Psicóloga, especialista Máster en Psicología clínica y social) lamenteesmaravillosa.com

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Las 38 flores del Dr. Bach

No le debes explicaciones a nadie, rinde cuentas contigo misma

No des explicaciones.A veces adoptamos el método judicial para con nosotros mismos. Somos los justicieros de nuestra mente, sometiéndola a continuo escrutinio y juicio, demandando explicaciones. No contentos con eso, en la mayoría de las ocasiones brindamos la posibilidad de que sean otras personas las que nos evalúen o juzguen, con el riesgo de que sus opiniones o juicios sean totalmente desafortunados.

No debes buscar en el exterior explicaciones y respuestas que solo tú puedes darte, de forma íntima y sosegada. Quien hace más caso de lo que le dicen que le falta, se encuentra lejos de saber lo que necesita. Lo cierto es que las almas puras y las mentes ocupadas no cuentan con tiempo ni ganas para meterse en la vida de nadie y las personas seguras de sí mismas no permiten que nadie lo haga.

Debes rendir cuentas contigo mismo/a pero no de una forma inquisidora, sino de una forma abierta y franca. Sólo cada uno de nosotros conocemos el porqué de cada una de nuestras acciones, decisiones, alegrías y sufrimiento. Están en el plano de lo subjetivo, de lo íntimo, de lo que sólo nosotros sabemos de nosotros mismos.

Nuestra vida, nuestras propias explicaciones

A veces nos decimos que otros en nuestra misma situación hubieran actuado de la misma forma, pero eso en realidad carece de fundamentación y de importancia. La comparación con el resto del mundo es inútil si lo que en realidad buscamos es la paz interior y no la aprobación social.

Lo que conduce al desarrollo emocional es buscar la paz con nosotros mismos, no la aprobación de los demás, tan cambiante y subjetiva como la nuestra.

Tenemos que intentar que nuestro corazón sirva de ayuda a la complicada tarea que tiene nuestra memoria de integrar emocionalmente lo que hemos vivido a lo largo de nuestra vida. Evitar buscar la coherencia en todo lo que hemos hecho, ponerle una etiqueta, para optar por descubrir si nuestras acciones revelan la búsqueda de una razón, un sentimiento, un anhelo o el deseo de evitar un fracaso, una crítica o el dolor.

A veces nuestra historia tiene múltiples interpretaciones e incógnitas, pero siempre cuenta con un denominador común: superar miedos, liberarnos de capas, nadar a contracorriente de nuestros traumas y fantasmas, buscar el amor, evitar la soledad.

Si la vida no es siempre coherente y justa, qué hacemos pidiéndole tantas explicaciones. Los demás tampoco lo son, así que solo nos vale nuestra propia reflexión. Las explicaciones tienen que surgir de mí si me sirven para explicar algo que siempre me ha perturbado. Mis propias preguntas con mis propias respuestas.

Rendir cuentas con uno mismo no es castigarse, es reconciliarse

Existe algo que casi todos albergamos: el recuerdo de una buena época, la huella de un triunfo que parecía imposible, una colección de días excitantes y llenos de sentido. Aunque muchos días nos dejen huérfanos de ilusión y de esperanza, todos tenemos buenos recuerdos y actuaciones que nos hacen sentirnos orgullosos de nosotros mismos.

Es prácticamente imposible que todo lo vivido por una persona haya sido negativo. A veces un simple paseo por la playa sintiéndote libre vale el sentido de una vida. Una pasión vivida en el pasado guarda el motivo más valioso por el que querer mejorar, progresar y evolucionar.

Reconciliarse con uno mismo es susurrarse bajito y a escondidas, sin que los demás sepan y puedan escucharte. Reconciliarse con uno mismo es saber cantarse uno mismo “las cuarenta”, sin que duela tanto que impida que algo nuevo y bueno nazca en ti. Porque no se nace sabiendo, sino que vivimos aprendiendo. Porque saber volar es asentar los pies en el suelo y saber cómo tienes que mover tus alas para llegar alto.

Porque nadie sabe lo que quieres ni tampoco intuye lo que necesitas. Reconciliarse con uno mismo es mirar una foto de antaño, en la que todavía no sabías lo que esperaban los demás pero intuías lo que deseabas para ti mismo.

Sin filtros ni desengaños, reconciliarse con uno mismo es saber que lo que ansiaba tu mirada de niño son tus valores de hoy y por lo que seguirás luchando, pese a quien le pese y superando los desengaños.

A veces las decepciones, causadas por lo que no fuimos del todo antes, son el motor que nos guía para poder ser lo que siempre quisimos: alguien valiente que lucha por lo que quiere, que arriesga sin miedo a perder y con la certeza de que lo que apuesta no vale menos que lo que anhela.

Si las opiniones de los demás no te definen, no sigas otorgándoles más valor que tus propias acciones. No hay edad para partir de cero, ni tampoco un número de caídas reglamentarias que nos impidan seguir adelante. Da igual el tiempo que hayas estado dando rodeos, si al final has terminado por visualizar lo que quieres para ti. No rindas tantas cuentas frente a los demás y rinde más en lo que te apasiona. Tu vida y la de los que te quieren te lo terminarán agradeciendo.

  • Cristina Roda Rivera. (Psicóloga, Especialista Máster en Psicología clínica y social)
  • Fuente: lamenteesmaravillosa.com

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Para ser feliz debes aprender a ignorar a muchas personas

Rompiendo el ciclo del abandono

Sentir...Puedes sentirte abandonado, sí.
Te puedes sentir solo, alejado del amor, la vida y la calidez.

Otros pueden detonar sentimientos poderosos en ti, sí.

Pero haz a un lado la palabra, el concepto, la historia,
y regresa a la realidad del cuerpo vivo.

¿Cómo se siente ese abandono?
¿Cómo sabes que te han abandonado?

Pon atención a las sensaciones que surgen ahora en tu vientre, pecho, garganta.

Siente el aleteo, el pulso, la punzada de cada sensación.
Deja que crezcan en intensidad, o que se disipen y se muevan.
Imprégnalas de curiosa, amorosa atención.
Ofréceles un espacio; suavízate alrededor de ellas.

Tienes que respirar en ti mismo ahora, amigo,
porque no hay nadie aquí que pueda respirar por ti,
y no podrían hacerlo, de todos modos.

El sueño del amor ha muerto;
estás despertando a la realidad del amor.

El amor no viene de fuera. Nunca lo hace.
Siempre estuvo dentro de ti. Es tu poder.

Ese fue siempre tu trabajo, amarte a ti mismo,
no mendigar amor, o buscarlo externamente,
o esperarlo, o tratar de aferrarte a él,
sino empaparte con él, momento a momento precioso.

No te abandones a ti mismo cuando te sientas abandonado,
porque hay un dolor que es peor que el abandono:
abandonarte a ti mismo, huir de la Presencia.

La culpa no funciona aquí.
Enfócarte en “el que te ha abandonado” te vuelve impotente.

Rompe el ciclo del abandono, entonces.
Enfócate en el abandonado”, este precioso niño que llevas dentro. Invita a que tu amorosa atención vaya a lo profundo de tu vientre, corazón, cabeza.
Respira en el propio suelo. Siente tu propia vitalidad.

Tú no has sido abandonado.
La vida está aquí. Tú estás aquí.
Y desde aquí, una nueva vida crece.

Y mientras aprendes a no abandonarte a ti mismo,
con el tiempo, atraerás a otros
que tampoco se abandonan a sí mismos;
otros que no te abandonarán.

Porque ahora tú no puedes ser abandonado:
Te niegas a abandonarte a ti mismo.
El abandono es una vieja palabra para ti ahora.
Demasiado dramática para tu cuerpo.

Nadie puede abandonarte:
ellos sólo pueden irse a otro lugar con su dolor.

El abandono es la historia de un amor perdido,
una vieja historia, porque el amor no puede perderse,
sólo puede ser descubierto de nuevo en lo profundo de nosotros.

Eres lo suficientemente valiente como para estar presente ahora. Has roto la adicción de toda una vida:
Has descubierto la profunda alegría de estar solo.

  • Autora:  Jeff Foster

*Si lo desea, puede leer la publicación: ¿Qué hago cuando un bloqueo emocional me impide avanzar? 

Masajear el punto de la longevidad “Su Zan Li” cada día tiene un efecto estimulante

El punto 100 enfermedadesNuestro cuerpo tiene 365 puntos y 12 meridianos mayores, pero este punto es uno de los más importantes.

De acuerdo con una antigua leyenda japonesa, un hombre fue lo suficientemente afortunado para adquirir un conocimiento invaluable de su padre, quien le enseñó sobre este “punto de la longevidad”, llamado también “el punto de las 100 enfermedades”.

Siguiendo las instrucciones de su padre, el joven masajeó este punto cada día y vivió el tiempo suficiente para ver el nacimiento y muerte de varios emperadores.

Como ya hemos mencionado, nuestro cuerpo tiene 365 puntos y 12 meridianos mayores, los cuales, son el número exacto de días en un año.

Todos estos puntos pueden ser tratados con acupresión, un dedo presiona sobre ciertos puntos, basados en la enseñanza sobre los meridianos y canales que están conectados a un órgano correspondiente del cuerpo.

En la medicina china el cuerpo humano es considerado como un sistema energético, y el masaje a sus puntos afecta el flujo de la energía y la función de cada órgano.

Estimula el punto “Su Zan Li”, rejuvenece tu cuerpo y previene el envejecimiento. Para los chinos este es el “Punto de la Longevidad” y los japoneses lo llaman el “Punto de las 100 Enfermedades”.

¿En qué parte del cuerpo está ubicado este punto mágico?

Este punto está ubicado bajo la rótula. Pon tu mano sobre la rodilla, la mano derecha sobre la rodilla derecha y la mano izquierda sobre la rodilla izquierda. El punto está ubicado entre la punta del dedo anular y el meñique, entre los huesos.

Existe otra manera para localizar éste punto. Siéntate en el suelo y presiona fuertemente tus pies sobre el suelo frente a ti. No levantes los talones de suelo. Comprueba que el área bajo tus rodillas esté levemente más elevada. Ubica su punto más alto y presiona con un dedo; este es tu punto Su Zan Li.

¿Por qué los japoneses lo llaman “El punto de las 100 Enfermedades”?

– Controla el trabajo de los órganos de la parte baja del cuerpo
– Regula las partes de la médula espinal responsables del funcionamiento apropiado del tracto gastrointestinal y digestivo, del sistema de reproducción, de los riñones y de las glándulas adrenales.

Masajeando el punto Su Zan Li puedes incrementar la función de las glándulas adrenales, las glándulas más esenciales cuando se trata de proteger la salud. Ellas aportan adrenalina, hidrocortisona y otras hormonas esenciales a la sangre.

Esto es lo que sucederá si masajeas el “Punto de la Longevidad” cada día

– Regulación de la glucosa, insulina
– Supresión de inflamaciones
– Regulación de la inmunidad
– Estimula la digestión
– Sirve para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales
– Sirve para tratar daños causados por derrame cerebral

Un simple masaje en este punto te dará mas seguridad y equilibrio interno, aliviará el estrés y la tensión. También te puede ayudar a tratar muchas condiciones, incluyendo la impotencia, el hipo, la constipación, gastritis y la incontinencia urinaria.

¿Cómo estimular el punto Su Zan Li?

Debes masajear el punto de la longevidad en la mañana, antes del almuerzo. Repite un movimiento circular en sentido de las manecillas del reloj por 9 veces en cada pierna, alternando 9 veces en la derecha y otras 9 en la izquierda. Masajea este punto por un total de 10 minutos.

Es muy importante relajarse antes de que comiences a masajear el punto Su Zan Li, es mucho mejor si te sientas. Respira y concéntrate. Genera un estado de armonía y pon atención al comienzo de tu proceso de sanación.

Masajear el punto Su Zan Li tiene un efecto estimulante

Para el masaje puedes usar tus dedos o granos de cereal como el arroz, el alforfón, avena, etc. Los dientes de ajo también ayudan. Corta un diente por la mitad y asegúralo (fíjalo) en el punto durante 1 o 2 horas, o hasta que la piel se ponga roja.

Si quieres perder peso masajea él punto Su Zan Li durante la tarde. Esto te puede ayudar a perder de 400 a 500 gr. a la semana. Sé cuidadoso porque masajear este punto antes de ir a dormir puede causar insomnio.

Ocho días antes de la luna nueva, masajea el punto durante la mañana en cada pierna, en el sentido de las manecillas del reloj. Esta es la mejor hora, ya que fortalecerá tu sistema inmunológico, mejorará la función de tus órganos y retardará el envejecimiento.

Masajea cada pierna alternadamente antes del almuerzo. Mejorará la memoria y la salud tanto digestiva como cardiovascular.

Después del almuerzo masajea ambas piernas para aliviar el estrés, el nerviosismo, la irritabilidad, dolores de cabeza y trastornos del sueño.

¡Comparte salud con tus amigos!

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Jin Ji Du Li, un ejercicio para la salud

Tú eres el resultado de ti mismo *Pablo Neruda

Tú eres el resultado...“Tú eres el resultado de ti mismo”

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente Tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo, el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar… corrigiéndote.
Nunca te quejes del ambiente o de quienes te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer. Las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón; aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar. No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfréntate con calor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como niño. Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar, y que ninguno es tan terrible para claudicar.
Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso. Si Tú has sido el ignorante, el irresponsable, Tú, únicamente Tú, nadie pudo haber sido Tú.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.
Aprende de los fuertes, de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes vencieron a pesar de todo.
Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo, y tus problemas, sin alimento, morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo. Comienza a ser sincero contigo mismo, reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.
Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo. Reconociéndote a ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque Tú mismo eres tu destino.

Levántate, mira por las mañanas y respira la luz del amanecer. Tú eres parte de la fuerza de la vida.
Ahora… despierta, camina, lucha!! Decídete y triunfarás en la vida. Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

  • Autor: Pablo Neruda

*Si lo desea, puede leer la publicación: “GRATIS Reto de Mindfulness: 7 audios guiados, 4 vídeos explicativos y 1 ebook con consejos prácticos

Mensaje de los Indios Hopi: “Amor Incondicional”

Indio HopiEres único, diferente de todos los otros

Sin reserva ni duda, permito que estés en el mundo como eres, sin un pensamiento o palabra de juicio… No veo error alguno en las cosas que puedas decir ni hacer, sentir y creer porque entiendo que te estás honrando a ti mismo al ser y hacer lo que es verdad para ti.     

No puedo recorrer la vida con tus ojos ni verla a través de tu corazón. No he estado donde tú has estado ni experimentado lo que tú has experimentado, viendo la vida desde tu perspectiva única. Te aprecio exactamente cómo eres, siendo tu propia y singular chispa de la Conciencia Infinita, buscando encontrar tu propia forma individual de relacionarte con el mundo.

Sin reserva ni duda, te permito cada elección para que aprendas de la forma que te parezca apropiada. Es vital que seas tu propia persona y no alguien que yo u otros piensen que “deberías ser. En la medida de mi capacidad, sin denigrarme o ponerme en un compromiso, te apoyaré en eso.

No puedo saber lo que es lo mejor para ti, lo que es verdad para ti o lo que necesitas porque no sé lo que has elegido aprender, cómo has elegido aprenderlo, con quien o en qué periodo de tiempo. Sólo tú puedes sentir tu excitación interna y escuchar tu voz interior –yo sólo tengo la mía. Reconozco que, aunque sean diferentes entre sí, todas las maneras de percibir y experimentar las diferentes facetas de nuestro mundo, todas son válidas.

Sin reserva ni duda admito las elecciones que hagas en cada momento. No emito juicio sobre esto porque es imprescindible que honre tu derecho a tu evolución individual, porque esto da poder a ese derecho para mí y para todos los otros. A aquellos que elegirían un camino que no puedo andar o que no andaría, y aunque puede que elija no añadir mi poder y mi energía a ese camino, nunca te negaré el regalo de amor que Dios me ha concedido para toda la creación. Como te amo, así seré amado. Así como siembro, recogeré.

Sin reserva ni duda, te permito el derecho universal de libre albedrío para andar tu propio camino, creando etapas o manteniéndote quieto cuando sientas que es apropiado para ti. No puedo ver siempre el cuadro más grande del Orden Divino y así no emitiré juicio sobre si tus pasos son grandes o pequeños, ligeros o pesados o conduzcan hacia arriba o hacia abajo, porque esto sólo sería mi punto de vista. Aunque vea que no haces nada y juzgue que esto es indigno, yo reconozco que puede que seas el que traiga una gran sanación al permanecer en calma, bendecido por la Luz de Dios. Porque es el derecho inalienable de toda vida el elegir su propia evolución, y sin reserva ni duda reconozco tu derecho a determinar tu propio futuro.

Con humildad, me postro ante la comprensión de que el camino que veo es mejor para mí, no significa que sea también correcto para ti, que lo que yo creo no es necesariamente verdad para ti. Sé que eres guiado como yo lo soy, siguiendo tu entusiasmo interno por conocer tu propio camino. Sé que las muchas razas, religiones, costumbres, nacionalidades y creencias en nuestro mundo nos traen una gran riqueza y nos procuran los beneficios y enseñanzas de tal diversidad. Sé que cada uno de nosotros aprende en nuestra manera única para devolver ese amor y sabiduría al Todo. Entiendo que si sólo hubiese una forma de hacer algo, sólo necesitaría haber una persona.

Apreciaré tu luz interna única te comportes o no de la manera en la que considero que deberías, aunque creas en cosas que yo no creo. Entiendo que eres verdaderamente mi hermano y mi hermana, aunque puede que hayas nacido en un lugar diferente y creas en diferentes ideales. El amor que siento es absolutamente por todo lo que Es.

Sé que cada cosa viva es una parte de una conciencia y siento un amor profundo por cada persona, animal, árbol, piedra y flor, por cada pájaro, río y océano y por todo lo que Es en el mundo. Vivo mi vida en servicio amoroso, siendo el mejor que yo pueda, haciéndome más sabio en la perfección de la Verdad Divina, haciéndome más feliz, más sano y cada vez más abundante y gozoso.

Aunque a lo largo del camino puede que me gustes, sienta indiferencia por ti o me disgustes, no voy a dejar de amarte, de honrar tu singularidad y de permitirte ser tú. Ésta es la llave de la paz y armonía en nuestras vidas y en nuestra Tierra porque es la piedra central del Amor Incondicional.

*Si lo desea, puede leer la publicación: “GRATIS Reto de Mindfulness: 7 audios guiados, 4 vídeos explicativos y 1 ebook con consejos prácticos

ASMA “el grito silencioso”

ASMAEl asma es una enfermedad intermitente. Se manifiesta en forma de un acceso de sofocación, que se presenta al expirar haciéndolo difícil y doloroso, mientras que la inspiración es fácil y rápida; esta sofocación se acompaña de silbidos que se perciben tanto por el oído como mediante el estetoscopio. Entre las crisis, la respiración es normal y el tórax permanece silencioso. El asma es una afección respiratoria caracterizada por la dificultad de respirar, pudiendo ir incluso hasta la sofocación. Durante una crisis de asma, la reacción del sistema inmunitario frente a las sustancias causando alergias (alérgenos) es tan fuerte que puede conllevar un bloqueo de la respiración corporal, silbidos respiratorios y a veces incluso la muerte. Necesito tomar la vida en mí (inspiración) y no consigo dar (expiración) a tal punto que empiezo a ser preso de pánico (inspiro con facilidad pero expiro con dificultad) de tal modo que la respiración (es decir mi habilidad en respirar, se vuelve insuficiente y muy limitada porque libero un mínimo de aire.

¿Me engancho a ciertas personas o a ciertas cosas que rehúso soltar? ¿Me ahogo con la rabia o la agresividad que rehúso ver, al punto que esto “me coge a la garganta? ¿Tengo miedo de carecer de algo, sobre todo de amor? Así, el asma está fundamentalmente ligada a la acción de “ahogo”. Me siento cogido a la garganta, sofoco, me ahogo con relación a un ser amado o una situación. Me siento limitado en mi espacio. Incluso puedo vivir una querella que me lleva a la confrontación, al enfrentamiento y que envenena mi vida.

Uso el asma para atraer el amor, la atención o una forma de dependencia afectiva. El asma siendo similar a la asfixia y a la alergia, puedo tener el sentimiento de estar limitado y de dejarme invadir por los demás en mi espacio vital, de estar fácilmente impresionado por el poder de los demás en detrimento del mío, de querer complacer, de cumplir acciones que no me convienen, yendo incluso hasta ahogarme para significar una rebelión interior vinculada a una situación. Es un medio excelente de sentirme fuerte, de conseguir todo lo que quiero manipulando a los demás como nadie, si no quiero ver mis limitaciones, la confianza en mí se sustituirá repentinamente por inquietud y angustia. No sabré como “bregar” con mis emociones y sentiré una gran soledad. Tendré que aprender con la vida y permitirme gozar de ésta. Los demás lo harán todo por salvarme! Tengo la imagen de una persona débil que exige mucho amor sin estar lista para el don de AMOR, como un niño que grita para sus necesidades sin tener la madurez de compartir y abrirse lo bastante al don divino. La vida es un intercambio mutuo, equilibrado y constante entre dar y recibir. Todo esto, evidentemente, está relacionado con el pasado, una especie de amor agobiante que interpreté como tal (generalmente materno), a una tristeza inhibida de la primera infancia. Es también un miedo recordando la primera respiración, en mi nacimiento, en que me sentí ahogado o asustado por mi madre (inconscientemente) o por una situación similar. Así, la respiración simboliza la independencia de la vida, la individualidad, la capacidad de respirar yo mismo. No consigo manifestar un sentimiento de independencia, vivir mi propia vida, me siento rechazado por la llegada de alguien más. Siento dificultades en tomarme en mano y a soltarme de mis ataduras con mis padres (una dependencia represiva, sobre todo frente a mi madre o al cónyuge). ¡No concibo separarme de esta maravillosa imagen (mi madre) dulce y confortante, casarme o ver cómo se divorcian mis padres sin tener ninguna reacción! Estoy en una “cólera azul”, estoy furioso de rabia y sigue la crisis de asma. Compruebo si la dolencia se presenta periódicamente y cambio mi programación mental. Ahora, tomo mi vida de la mano, doy generosamente y tranquilamente sin forzar. Reconozco humildemente lo que soy capaz de realizar incluso si esto parece poco y, sobre todo, acepto abrirme a nivel del corazón y trabajar con el proceso de integración que corresponde a lo que realmente necesito. Todo se arreglará para lo mejor, estaré satisfecho, colmado de amor, ternura y dotado de una respiración normal y equilibrada. Aprendo a amarme y a amar la vida.

*Si lo desea, puede leer la publicación: ¿Cuáles son las verdaderas razones de las alergias?

¿De quién nos enamoramos?

Nuestra vida emocional se halla influenciada por tres ciclos:

  • Desde el nacimiento hasta la actualidad. Existe una emoción detrás de cada acontecimiento estresante o traumático que se presenta a lo largo de nuestra vida. Estas emociones afectan a nuestro estado físico produciendo alteraciones según cómo vivimos estos hechos.

  • Vida dentro del útero materno, incluyendo hasta los tres años posteriores: denominado Proyecto-sentido de nuestra vida.

  • La influencia de los antepasados: Transgeneracional. Es conveniente realizar un árbol genealógico indagando fechas de nacimiento y defunción, en lo posible hasta la cuarta generación.

En los procesos mentales solamente el 10% es consciente, el resto es inconsciente. Por tanto, las decisiones más importantes que tomamos en nuestra vida, como nuestra pareja, profesión, amistades, están marcadas por nuestro inconsciente.

Los problemas de pareja pueden surgir, por tanto, de estas tres influencias

Uno de los ejemplos más recurrentes es el que se manifiesta debido a problemas de amores no correspondidos relacionados con influencias transgeneracionales. Antepasados que por obligación de los padres tuvieron que casarse con personas que no querían y todo secreto no expresado, no explicado tiene consecuencias dramáticas y que al no decir las cosas según el dicho: “es por tu bien”, tiene un efecto boomerang y se transforma en un mal que daña precisamente a los que queremos proteger.

La coincidencia de fechas con relación a este familiar manifiesta problemas en los que el amor nunca es con la persona adecuada, también estar obligad@ a vivir con alguien a quien no se ama, no llegar a encontrar el amor, etc. Ya que, según este programa heredado”, el amor está en otra parte y no es posible conseguirlo.

En el período que pasamos dentro del vientre de la madre hasta los 3 años, denominado proyecto sentido, es evidente que se recibe una influencia considerable de las emociones de la madre. Si mientras la madre está embarazada su marido es infiel, el programa que trasladaría a su hij@ podría ser “el amor es un engaño, por lo que no va a querer encontrar una pareja y tampoco disfrutar de relaciones sexuales.

Durante el desarrollo neurofisiológico de los 3 a los 5 años establecemos preferencias afectivas por nuestros progenitores. Si en esa etapa la preferencia es hacia la madre se puede orientar con la teoría freudiana de Edipo, y si la preferencia es hacia el padre se alinea con la teoría junguiana de Electra. Aunque este conocido tipo de preferencias  va a comportar un 50% de los casos.

El/la niño/a quiere a los dos, padre y madre, pero va a sentir predilección por uno de ellos

Cuando tiene algún problema y es la madre quien le muestra su afecto y acude para resolverlo, es hacia ella a quien va a  dirigir su preferencia. Esto queda grabado, de forma que servirá como guía a la hora de encontrar a la pareja. Por eso es importante tener en cuenta las fechas de nacimiento, concepción, los nombres, ya que van a establecer los rasgos de unión más importantes, aunque también están los rasgos físicos como el bigote del padre, la risa de la madre, el uniforme el padre, la suavidad de la piel de la madre, el vello en exceso del padre, etc. Cualquier rasgo que haya quedado grabado en esa etapa. Pudiendo llegar a sorprendernos que encontremos hasta 5 ó 6 rasgos de unión que tiene en común nuestro progenitor con nuestra pareja.

Hay veces que el niño toma preferencia con el padre y la niña preferencia con la madre, lo que se denomina Edipo/Electra invertido.

También casos en que se toma preferencia por familiares cercanos como herman@s o tí@s. Si el niñ@ aprecia que el preferido del padre es el hermano mayor va a establecer afinidades con éste, para que también sea apreciado, querido y valorado de la misma forma.

Asimismo se producen casos en los que el, la, los padre/s estaban ausentes, o eran violentos. Con lo que la tendencia será a buscar a parejas ausentes, que viajan mucho, trabajan fuera, violentas en su relación, revelando problemas no resueltos con el padre o la madre. En estos casos se recomienda revisar la entrada sobre “El Duelo y sobre todo consultar con un especialista.

Hasta el momento las parejas sobre las que he indagado, sus fechas coinciden, tanto en uno como en otro cónyuge, con la fecha de nacimiento/concepción de la madre o del padre, con el mismo nombre o con el santoral. Me ha parecido un principio relevante, que merece ser investigado.

  • Fuente: 2alonso.wordpress.com

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Aunque te amo, te abandono

De camino a una nueva vida

cambios imprevistosEstoy preparando mi cambio de domicilio, estaré un tiempo sin ordenador, por lo cual no publicaré artículos, les pido disculpas y les agradezco de corazón sus visitas al blog, sus comentarios, su confianza y sobre todo vuestro cariño, es recíproco.

Muchas gracias  🙂

La vida me lleva a cerrar la puerta a 28 años de mi pasado (2+8=10; 1+0=1). El número 1 representa el comienzo. Sumando número a número mi fecha de nacimiento también da 1. Además, estamos en noviembre, mes 11. Este número está muy presente en mi vida, es muy significativo para mí. Nada sucede por casualidad, todo responde a un Plan Divino perfecto, aunque algunas lecciones nos duelan en lo más profundo. Sin duda, una mano invisible y Divina nos guía, nos acompaña, nos protege, nos ayuda, nos Bendice y nos Ama incondicionalmente. No se trata sólo de creer y/o entender sino de sentir…

Actualmente estoy pasando por un torbellino de emociones que se expresan en mi cuerpo con dolores (mi nombre), dolor en el pie derecho (miedo a dar el primer paso… avanzar), dolor en el pie izquierdo (frenarse, miedo a seguir…), dolor de riñones y zona lumbar (miedo al cambio), pesadez de estómago (no digerir la situación…), diarrea (soltar), espalda (cargas), todo esto forma parte del proceso de adaptación, de supervivencia, y lo acepto. A veces me invaden la tristeza, las lágrimas y la nostalgia, también la alegría, la sonrisa y el amor, son muchas las vivencias que dejaré atrás, casi media vida. Solemos decir que el tiempo nos da las respuestas y nos cura las heridas pero somos nosotros mismos los que encontramos las respuestas y sanamos nuestras heridas a través del tiempo.

Hay que dejar espacio para que el corazón se exprese. Cuando la barriga se contrae y la sensación de parálisis provocada por el miedo aparece, volver al centro es como coger un nuevo impulso. Conviene apartar la razón y dar paso al amor por la vida. Y no hay forma más elevada de amor por la vida que vivirla como uno siente. Ante la incertidumbre, el mejor remedio que hemos encontrado es la esperanza. ¿Por qué pensar que todo irá mal? ¡Es mejor pensar que todo irá bien, que todo será perfecto! Tómate tu tiempo para encontrar lo que el corazón grita, porque ese tiempo será el mejor empleado de tu vida. Y después haz lo que tengas que hacer. No digas que no sabes. Sí sabes, porque lo sientes. Eres Luz.

 Gracias por estar ahí. Les echaré de menos

*Si lo desea, puede leer la publicación: “El verdadero guerrero espiritual