“Sanadores y médicos deberíamos colaborar” *Doctor Francisco Barnosell

Francisco BarnosellHace nueve años, a este médico, hijo de médico, especializado en una técnica de diagnóstico neuromuscular (la electromiografía), se le ocurrió preguntarse por qué algunos pacientes desahuciados por la medicina convencional se curan con medicinas alternativas, y decidió investigarlo. Viajó por medio mundo al encuentro de chamanes, médiums y sanadores de todo tipo, trabajó con ellos e incluso se trató con ellos, y fue volcando sus experiencias en un blog con el seudónimo Paco Lacueva que en menos de un año tenía 100.000 visitas y en la actualidad, más de 500.000. De ahí nació Entre dos aguas (Luciérnaga).

“Es posible combinar esas medicinas sin que se excluyan”

El hijo de la portera tenía cáncer de mediastino. El pronóstico eran seis meses de vida.

Sí que empezamos bien.
Al cabo de un año estaba estupendo (vivió siete años más). Me dijo que lo había curado un chamán. Le pedí su historial, se trataba de una curación sin explicación médica. Me chocó tanto, que me puse a investigar como un loco.

Eso le honra.
Llevo toda la vida inmerso en el mundo de la medicina, acumulo más de cuarenta años de experiencia, y en ese mundo de las sanaciones he visto cosas inimaginables, pacientes que mejoraban o se curaban con métodos tan raros que no sabía ni que existían.

Se ha relacionado con médiums, sanadores, chamanes…
Sí, y geobiólogos, radioestésicos, brujos y personajes inclasificables.

Entramos en terrenos resbaladizos.
Hay que investigar, no menospreciar a nadie porque consideremos que no está tan bien preparado como un médico con sus títulos y másters. No digo que nos pasemos al otro lado, sino que tratemos de sacar provecho de ambas medicinas.

Cuénteme sus experiencias.
Las he vivido y he recopilado durante nueve años. Chamanes y sanadores me han permitido estar a su lado mientras trabajaban. Yo mismo he sido conejillo de Indias en varias ocasiones: me tumbé en la mesa de operaciones del sanador filipino Álex (70) y grabé cómo me operaba con las manos de una hernia discal.

Tiene usted valor.
Introdujo las manos en mi cuerpo y sacó un coágulo rojizo. Lo increíble es que un tiempo después me operaron en España de otra vértebra (también lo filmé), y lo que me extrajo el traumatólogo era exactamente igual a lo que me había sacado el chamán. Todo está colgado en internet.

Son cosas difíciles de explicar.
Como médico, para mí lo más incomprensible son las sanaciones a distancia: éramos unas 15 personas meditando y enviando energía a otra en coma por un ictus cerebral y que estaba a 10.000 km. Salió del coma durante la sanación. Lo viví también, en varias ocasiones, estando junto al paciente.

¿En qué otros campos ha investigado?
En las vibraciones y sus frecuencias, en la sanación con piedras, que funciona muy bien con enfermedades psicosomáticas porque rescinde los bloqueos emocionales.

¿Cómo se lo explica?
Somos energía que se transmite por química. Cuando una emoción transita de forma anómala en un paciente puede originar un bloqueo que si se enquista puede ser el origen de una enfermedad, una inflamación, un quiste o incluso una tumoración.

Me sorprende usted, Doctor.
Tener en cuenta los chakras, los meridianos, los puntos energéticos del cuerpo, el influjo de los campos energéticos y los electromagnéticos; tener en cuenta todas esas cosas que la medicina convencional no considera puede abrir un camino para entender los mecanismos que nos enferman. Nuestra medicina sólo considera el final: el tumor, pero no el recorrido.

Antes de investigarlos, ¿Ya creía en estos temas?
En absoluto, pero tengo documentados más de treinta casos de sanaciones de cánceres a desahuciados por la medicina.

¿Cuál fue su experiencia con médiums?
La más espectacular la viví en mi consulta cuando una paciente nada más verme se puso a llorar: “Acabo de ver que tendrá usted un accidente muy grave; y poco después su hijo, pero no será grave”. Al cabo de una semana un accidente de moto me dejó en coma, y quince días después lo tuvo mi hijo.

¿Autosugestión?
Los médiums (y he encontrado de todo tipo: gente increíble, charlatanes y mangantes) tienen capacidad para acceder a los archivos akásicos, donde se supone que está toda la información de la humanidad.

¿…?
Después de experiencias como esa no vuelves a ser el mismo. Hoy creo que el sentido de la existencia es experimentar, e incluso considero la posibilidad de la reencarnación para ir acumulando esa experiencia. Hay miles de casos documentados por médicos de pacientes que han muerto y han revivido, y han contado lo que ocurre en ese trance.

¿Qué le dicen sus colegas?
En las clínicas donde colaboro he dado conferencias ante sus gerentes y mis colegas, y he invitado a personajes como el geobiólogo Jean-Jacques para que les hiciera demostraciones.

¿Y?
A veces no sabemos qué tienen los pacientes. Jean-Jacques, con su antena de Lecher, nos decía dónde mirar. Hacíamos el análisis, la resonancia o la ecografía en ese punto y encontrábamos una patología escondida.

¿Cuáles son sus conclusiones?
*Espero que a medida que pase el tiempo muchas de las cosas que he podido investigar no se vean tan anómalas, y sanadores y médicos podamos llegar a colaborar, hacer una simbiosis entre las distintas medicinas.

*Si lo desea, puede ver el vídeo: “PREGUNTAS al Dr. Francisco Moya en el Hospital Virgen del Camino. Pamplona- Navarra (España)

Anuncios

Chakras sobreextendidos y subextendidos: diagnóstico y tratamiento

chakras_body_decorationA pesar de que es un conocimiento emergente, aún muchos terapeutas holísticos son ajenos a esta información. Me refiero a los dos tipos básicos de bloqueo que un chakra puede tener: sobreextensión y subextensión.

Como muchos ya sabrán un chakra o rueda de luz es un centro energético que canaliza y distribuye la energía universal en nuestro cuerpo tanto físico como energético.

Los chakras giran a gran velocidad tal y como puede observarse en la imagen. El chakra corona conecta con el espacio superior y el chakra base con el espacio inferior, nuestra Madre Tierra. El resto de chakras se extienden hacia adelante y atrás, representando nuestro pasado y presente/futuro respectivamente (el chakra base, a pesar de tener esta orientación inferior, también se extiende horizontalmente hacia adelante y detrás).

Esta dinámica de giro debe estar equilibrada en nosotros. Sin embargo, en ocasiones el “cono” resultante de este movimiento está demasiado alejado de nosotros (sobreextensión o exceso de actividad) o demasiado cercano (subextensión o defecto de actividad). En ambos casos, este bloqueo tendrá consecuencias en nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual; dependiendo del tipo de bloqueo y del chakra implicado las consecuencias serán bien diferentes.

En este artículo voy a analizar, uno a uno, los 6 primeros chakras y la implicaciones de un bloqueo, sea del tipo que sea. Espero y deseo que esta información sea de utilidad, ya que la recibí directamente de mi maestro, un chamán de la tribu Ojiwee. Este otro artículo (click aquí) introdujo parte de la información que recibí, y que mi madre, editora de este blog, tuvo ocasión de recibir también en su visita a Guatemala, país en el que resido actualmente. Ahora, con todo el respeto, voy a completar la historia personal de mi maestro: cómo recibió esta información y cómo podemos utilizarla en nuestro beneficio.

Hace ya mucho tiempo, mi maestro Bill se encontraba en su habitación y decidió activar la información contenida en uno de sus cristales. Tal y como sus maestros le enseñaron, junto al ombligo hay un pequeño chakra (no el sacral, sino uno más de los muchos que tenemos alojados en nuestro cuerpo) que tiene como función principal la decodificación de los mensajes encriptados en los cristales. Esta información proviene en algunos casos de la propia Madre Tierra y en otras ocasiones es información que fue grabada por civilizaciones ancestrales muy avanzadas. Al colocar el cristal en este punto y conectarlo con otro cristal que ubicó en el tercer ojo, una imagen holográfica con forma de pirámide apareció en la habitación (para perplejidad del estudiante que le acompañaba). De ella emergió una figura humana que le explicó que los chakras pueden tener un exceso de actividad (sobreextensión) o un defecto de actividad (subextensión). En el caso del exceso de actividad, necesitamos utilizar un cristal del mismo color para equilibrar el chakra, mientras que en el caso de un defecto de actividad se requiere un cristal de su color complementario. Los colores complementarios son fáciles de identificar: “como es arriba, es abajo”. Intercambiamos los 3 chakras inferiores con los superiores y ya lo tenemos: rojo y verde; naranja y azul; amarillo y violeta. También enfatizó en que *el chakra corona no debe trabajarse, ya que está siempre conectado con la energía universal y esta conexión es por sí misma perfecta, por lo tanto no requiere tratamiento de ningún tipo.

Cuando Bill le preguntó a esta entidad por qué en ocasiones utilizar el mismo color para el mismo chakra también funciona aunque sea en caso de subextensión, su respuesta fue que depende siempre de la conciencia colectiva. Es por eso que sus antepasados Ojiwee utilizaban siempre turquesa para conectar con los ancestros: la intención colectiva de su tribu asociada con esta piedra hace que funcione. Esto explica también cómo mucho terapeutas, a pesar de desconocer la sobreextensión y subextensión de los chakras, han sanado a sus pacientes. El poder de la conciencia colectiva es inmenso, y si estos terapeutas tienen una conexión profunda con ella, los cristales funcionarán perfectamente.

¿Cómo saber, pues, cuándo utilizar un cristal? ¿En caso de sobreextensión de la garganta, debe tratarse con un cristal azul o con uno naranja, su complementario? ¿O cómo saber si el chakra está sobreextendido o subextendido?

Hay varios métodos eficaces para cerciorarse de cómo trabajar, y los que más utilizo son la kinesiología (test muscular) o el uso de un péndulo. Yo siempre digo que uno debe usar lo que le da buenos resultados. Si usas siempre los mismos cristales para los chakras y funciona, quiere decir que la conciencia colectiva está influyendo en la sanación. Si no funciona, esta información seguramente te ayude a seguir creciendo.

Lo curioso de la historia es que Bill compartió esta experiencia con un colega suyo, físico de profesión. Él se quedo atónito, y le dijo: “es física, pura física, concretamente física de luz. Si tomas un color y lo unes a su complementario, obtienes blanco. Cuando hay subextensión y el chakra necesita ser activado, la luz blanca es perfecta para realizar esta activación. Voilá. Activación a través de pura luz blanca. Tiene sentido, ¿no?

PRIMER CHAKRA: BASE O RAÍZ

Rojo. Circuito de supervivencia. Lucha o huída, respuesta automática. Hermandad, tribu. Niño interior. Conexión con la Madre Tierra. Nuestra fundación (comida, refugio, vestimenta).
Exceso: vago, cansado. Monótono, materialista, miedo al cambio, adicción a la seguridad. Juicioso y crítico.
Deficiencia: miedoso, ansioso, falta de disciplina, dificultades financieras, desorganización crónica. Suicidio. Miedo e inseguridad. Sentimiento de falta de valor propio, dudas de uno mismo y vergüenza.
Disfunciones físicas: frecuentes enfermedades. Intestino largo, huesos y dientes, piernas, pies, base de la columna, dolor en espalda baja, ciática. Desórdenes alimenticios, depresión, problemas en la piel, baja energía. Descenso del sistema inmunológico.

  • Sobreextensión: utlizar obsidiana 20 minutos para equilibrar.

  • Subextensión: usar verde para activar.

SEGUNDO CHAKRA: SACRAL/OMBLIGO

Naranja. Energía femenina. Circuito sexual. Intuición, creatividad, emociones. Magia y poderes sobrenaturales. Cerebro derecho.
Exceso: adicción al sexo y al placer; emociones fuertes y exceso de sensitividad; invasión de los demás; seducción y manipulación seductora; ataduras obsesivas; dependencia emocional.
Deficiencia: falta de habilidades sociales; frigidez; miedo al sexo; falta de deseo y pasión; negación del placer; rigidez en sus actitudes.
Disfunciones físicas: disfunciones sexuales y reproductivas; sistema urinario; falta de apetito (sexo y comida).

  • Sobreextensión: utlizar color naranja para equilibrar.

  • Subextensión: usar azul para activar.

TERCER CHAKRA: PLEXO SOLAR

Amarillo. Energía masculina. Fuerza de voluntad. Lógica, razón, sistemas, pensamiento lineal y analítico. Cerebro izquierdo.
Exceso: agresivo, dominante, controlador, culpador y competitivo. Perfeccionista y demasiado intelectual.
Deficiencia: baja voluntad, pasividad, falta de calidez emocional, frialdad. Se preocupa de lo que piensan los demás y tiene miedo de la soledad.
Disfunciones físicas: artritis, desórdenes digestivos, úlceras, colon, pancreatitis, diabetes, estómago e hígado.

  • Sobreextensión: utlizar amarillo para equilibrar.

  • Subextensión: usar violeta para activar.

CUARTO CHAKRA: CORAZÓN

Verde. Amor incondicional. Compasión. Entendimiento y empatía. Unidad. Ser superior. Conexión con el Espíritu.
Exceso: demandante, celoso, dependiente, posesivo. Melodramático, maníaco-depresivo. Mártir, el maestro del amor condicional. “Si me amaras de verdad, no harías o dirías esto…”
Deficiencia: antisocial, intolerante, solitario, miedo a la intimidad y las relaciones, falta de empatía, narcisismo, amargura. Paranoico, indeciso, miedo a dejar soltar y ser libre. Terror al rechazo.
Disfunciones físicas: desórdenes del corazón, pulmones, timo, mamas, brazos. Asma, problemas de circulación, tensión en omóplatos.

  • Sobreextensión: utlizar verde para equilibrar.

  • Subextensión: usar rojo/rosa para activar.

QUINTO CHAKRA: GARGANTA

Azul. Comunicación y expresión. Sonido, música, vibración. Canalización, habilidad para comunicarse con otros planos de conciencia o dimensiones.
Exceso: habla demasiado, sin control, habla por hablar. No sabe escuchar. Le encanta el chismorreo. Interrumpe constantemente. Arrogante y dogmático.
Deficiencia: miedo a comunicarse, miedo a hablar. Voz temblorosa y débil. Debilidad. No sabe poner en palabras lo que siente.
Disfunciones físicas: dolor de garganta, úlceras bucales, escoliosis, laringitis, tiroides, dolor de cabeza, cuello y hombros, problemas en los oídos.

  • Sobreextensión: utlizar azul para equilibrar.

  • Subextensión: usar naranja para activar.

SEXTO CHAKRA: TERCER OJO

Violeta. Visión y sapiencia. Lectura de auras. Ver otros mundos dentro de este mundo.
Exceso: alucinación, pesadillas, obsesiones, paranoia, dificultad de concentración.
Deficiencia: poca visión y poca memoria, falta de imaginación, dificultad para visualizar, falta de perspectiva, negación.
Disfunciones físicas: dolores de cabeza y ojos, problemas nasales y nervios faciales, tumores cerebrales, problemas neurológicos, dificultades de aprendizaje, problemas medulares y espinales.

  • Sobreextensión: utilizar violeta para equilibrar.

  • Subextensión: usar amarillo para activar.

Autor: Jorge Benito

*Si lo desea, puede leer las publicaciones de Jorge Benito: La escuela donde los niños son felices” // “Educar para sanar: Ciencia y conciencia del nuevo paradigma educativo” y visitar su páginaMindful Science

Reiki: aplicación de los cristales de colores en los chakras

Actualmente, las propiedades de los cristales son bien conocidas por una amplia mayoría de terapeutas holísticos y su uso se ha extendido enormemente en los últimos años. Aunque ya existe una gran cantidad de información sobre el uso apropiado de … Sigue leyendo