Ho’oponopono para sanar enfermedades

Divino Creador: Padre, Madre, Hijo, todos en UNO.

Si yo (di tu nombre), mi familia, parientes y antepasados te ofendimos a ti, a tu familia, parientes y antepasados, en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el principio de la Creación hasta el presente, te pido perdón… Deja que esto limpie, purifique y libere. Corta todas las memorias de dolor, bloqueos, energías y vibraciones negativas y transmuta esas energías inarmónicas en pura Luz. Gracias. Y así está hecho.

*Divinidad, limpia en mi todo aquello que contribuye a mi malestar físico y emocional

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

*Divinidad, limpia en mi todo aquello que contribuye a mi falta de buena salud. 

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

*Divinidad, limpia en mí todas aquellas creencias limitantes y memorias ancestrales que hacen que experimente una realidad de enfermedad. 

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

*Divinidad, limpia en mi todo aquello que contribuye a mi sensación de malestar

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

*Divinidad, limpia en mi todo aquello que contribuye a esta falsa apariencia de enfermedad

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

*Divinidad, limpia en mi todo aquello que contribuye a esta falsa creación en mi cuerpo físico. 

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

*Divinidad, limpia en mi todo aquello que contribuye a los síntomas de dolor. 

Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo. Lo siento, perdóname, gracias, te Amo.

Mis memorias, las amo. (Nombrar enfermedad) te amo. Gracias por mostrarme una oportunidad para mi sanación. Hoy permito liberarlas amorosamente. Lo siento, por favor perdóname, gracias, te amo. Divinidad limpia, borra y transmuta estas memorias en pura Luz. Y así está hecho.

YO SOY un cuerpo y una mente saludables.

YO SOY un alma alegre disfrutando de la vida.

YO SOY agradecimiento por la manifestación de la salud.

YO SOY la manifestación del Amor a mí mism@.

YO SOY un ser humano sano que disfruta de cuidarse.

YO SOY salud, Amor y bienestar en todos los aspectos de mi vida.

Yo PERDONO todo lo que necesite mi perdón y a mí mism@, lo dejo ir, queda libre, quedo libre… GRACIAS.

YO SÉ que la única verdad de mi Universo es salud, Amor, abundancia, prosperidad, éxito, felicidad y alegría.

YO DOY las gracias al Divino Creador porque esto es así en mi vida, aquí, ahora y constantemente.

Ahora sonríe, siente tu felicidad, llena de alegría tu corazón y da las gracias por un nuevo día, por una nueva oportunidad. Bendice todo lo que vas a hacer hoy y dedícaselo al mayor bien de todos los implicados.

(Sugerencia: recitar con sentimiento durante 21 días)

  • Fuente: Ho’oponopono por la paz

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Carta a mi madre

Anuncios

La Ley de atracción

La Ley de Atracción es un principio natural que establece que toda vibración atrae una vibración de igual frecuencia e intensidad.

La ley de la Atracción afirma que somos seres vibracionales que emitimos vibraciones y atraemos a nuestra vida las mismas situaciones y personas que vibran en la misma onda que nosotros.

*El mundo es un espejo que refleja mi actitud.

Atraemos a nuestra vida las situaciones que vibran en la misma frecuencia que los pensamientos a los que doy mi atención.

Aprender a seleccionar los pensamientos a los que doy más atención, y enfocarme en ellos, esel secreto y la herramienta para atraer lo que deseamos en la vida.

*La visualización es fundamental.

Estas son algunas de las enseñanzas de la ley de la Atracción:

*Los pensamientos se convierten en cosas materiales.

“De la manera como pensamos, vibramos. De la manera como vibramos atraemos”

*Somos una extensión física de algo que no es físico. (Source Energy).

*Es aprendiendo a enfocar los pensamientos que nos hacen sentir bien, lo que acaba atrayéndolos a nuestra vida.

*Atraemos lo que pensamos, allí donde ponemos nuestra atención allí se encamina nuestro destino.

*Si me siento pobre, atraigo pobreza, si me siento triste… tristeza, si me siento próspero… prosperidad.

*La base de la vida es Libertad; el propósito de la vida es Alegría.

*Somos creadores; creamos con cada pensamiento.

*Escogemos nuestro destino mientras vamos escogiendo nuestros pensamientos.

*Nadie puede limitarnos hacia donde dirigir nuestro propio pensamiento. No existen límites.

*En este viaje deliberadamente planificado a través de la elección de pensamientos, nuestras acciones estarán dirigidas hacia la consecución de aquello que queremos, nuestros recursos serán abundantes y sabremos por la manera como nos sentimos que estamos cumpliendo la razón de nuestra vida.

*Morir es sólo una ilusión de la mente; la vida es eterna.

Creamos nuestra propia realidad, al elegir deliberadamente o no, los pensamientos a los que damos atención, nos demos cuenta de ello…o no.

De hecho nuestra vida es nuestro pensamiento de una forma que podemos ver.

Física Cuántica y Espiritualidad se dan la mano, apoyándose el uno al otro y ayudándonos a comprender, a no creer a ciegas, nuestra verdadera naturaleza y nuestras posibilidades de las que el mundo cuántico nos recuerda continuamente.

La realidad depende en mucha medida de nuestra manera de observar.

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Cambia tu vida con afirmaciones positivas

Acto simbólico de sanación con el dinero

Abundancia- manosAgarre el billete de más valor que tenga a mano, o una moneda que le guste, o los 2, póngalos en su corazón sujetándolo con una mano, con la otra mano sujete este texto y léalo con sentimiento, es primordial unir palabras y emoción ¡Y confiar!

“Amada, Divina y Poderosa energía del dinero, siento mucho haberte ofendido, ignorado, maldecido y menospreciado durante toda mi vida, por favor perdóname, gracias. Aquí y ahora te doy el lugar que te corresponde, te acepto, te aprecio, te valoro, Te Amo. Yo permito, aquí y ahora, en todos los tiempos y en todos los espacios, que el dinero fluya en mi vida, en abundancia. *Yo multiplico mi dinero y llevo la abundancia de dinero y la prosperidad a los demás”. “Y así es”. Aquí y Ahora.
Gracias. Gracias. Gracias Abundancia Infinita e Ilimitada del Universo. Te Amo y Te Bendigo.

(Repita este acto varias veces al día y durante el tiempo que usted quiera. Y si lo desea, más adelante puede memorizar solamente la última frase * y recuerde decirla mentalmente, con sentimiento, cuando pague sus compras o reciba dinero. Es posible que al principio se le olvide, es normal, no importa, al llegar a casa sujete su cartera o monedero con ambas manos, una arriba y otra abajo, y dígalo mentalmente, con sentimiento, más adelante lo hará por costumbre en el momento preciso).

“La gratitud es la semilla de la Abundancia”

*Si lo desea, puede leer la publicación: “Un sencillo diario de Gratitud puede transformar tu vida

Cambia tu vida con afirmaciones positivas

Tú-Lo-PensasteHace tiempo que me guío por las sincronías (coincidencias). Compruebo que hay cientos en mi árbol genealógico (todos las tenemos) y también aparecen en mi vida cotidiana, a veces son tan evidentes y rápidas que no hace falta estar atenta.

“No hace falta ser vidente para ver lo evidente…” (Lola H.R)

Fechas repetidas, personas precisas en el momento adecuado, hechos calcados… No son simples casualidades, son Sincronías Divinas perfectamente orquestadas que se unen en una gran sinfonía de Amor pero “no lo vemos” porque el miedo nos somete y nos paraliza como consecuencia de nuestra programación mental, “programas inconscientes de nuestro Clan Familiar, que nos condicionan y nos limitan, además de las creencias arraigadas, personales, familiares y colectivas: *Educación, sociedad, cultura, religión, política, economía, deportes, tradición, publicidad, consumo, etc…

Podemos cambiar nuestra vida y nuestra realidad con afirmaciones positivas, recitándolas interiormente, desde el  corazón y a menudo, para que se graben en el subconsciente, reprogramando así la mente.

Si crees que la vida es dolor y sufrimiento, así será para ti, y si tu amigo cree que la vida es maravillosa y mágica, así será su vida. (Los 2 tenéis razón porque nuestros pensamientos dominantes y nuestras creencias se manifiestan en nuestra vida creando nuestra realidad).

“Nada te ata excepto tus pensamientos, nada te limita excepto tu miedo, nada te controla excepto tus creencias” (Marianne Williamson)

Estas afirmaciones positivas nos ayudan a reprogramar la mente, son ejemplos, cada cual puede adaptarlas a sus deseos, recordando que no deben hacerse en tono negativo, por ejemplo, no debemos pensar o decir: “Yo no quiero enfermar”, en su lugar debemos pensar o decir: “Yo deseo sanar”. Tampoco debemos enviar señales de carencia al Universo, porque podrían regresar a nosotros. Por ejemplo, no debemos pensar o decir: “Yo necesito amor, o dinero, o felicidad, etc”, en su lugar debemos pensar o decir: “Yo deseo amor, trabajo, compañía, alegría, felicidad, dinero, etc” (Las afirmaciones se hacen siempre en tiempo presente, y sin etiquetas, por ejemplo: “bueno” o “malo”).

“Cada palabra que pronunciamos es un decreto que se manifiesta en lo exterior. La palabra es el pensamiento hablado. No te sorprendas ni te quejes si al expresarlo lo ves ocurrir. Lo has decretado”. *Metafísica 4 en 1 (Pag 25-26)

*Repetir las afirmaciones positivas 3 veces seguidas, al menos una vez al día, para que se graben en el subconsciente, así podemos cambiar nuestra vida y nuestra realidad. Es primordial unir palabras con sentimiento ❤ y ¡Confiar! Para sincronizar mente y corazón, puedes ayudarte poniendo una mano en tu corazón y con la otra mano sujetas el texto de las afirmaciones positivas que quieras hasta que lo aprendas.

Yo me permito dejar de culparme, castigarme y herirme.

**Yo me permito perdonarme, aceptarme tal y como soy, amarme y sanarme.

Yo me permito ser bello/a, por dentro y por fuera.

-Yo permito salir el niño/la niña que vive en mí y amarlo/a.

-Yo permito soltar mi pasado y perdono a todo el mundo.

-Yo permito brillar mi Luz interior.

-Yo me permito fluir, confiando en la vida.

-Yo me permito adelgazar saludablemente, hasta el tope que mi cuerpo considere conveniente para mi bien: físico, mental, emocional y espiritual. (Ayudarse con alimentación sana)

-Yo abrazo mi dolor y lo transformo en Luz.

-Yo amo y soy amado/a

-Yo recibo con Amor y Gratitud en mi vida presente, aquí y ahora, todo lo que la vida me regala. “Yo lo merezco”.

-Mi salud es perfecta: Todos los órganos de mi cuerpo funcionan bien.

-Mi cuerpo, mi mente y mi espíritu están en perfecta armonía.

-Yo disfruto la abundancia y prosperidad que me corresponden.

“Yo multiplico mi dinero, y llevo la Abundancia de dinero y la Prosperidad a los demás”.

-Mi futuro es maravilloso.

-Mis pensamientos son positivos.

-Las personas que forman parte de mi vida me aportan valiosas lecciones.

-Yo afronto los desafíos con valentía.

-Yo mejoro cada día, en todos los aspectos y en todos los sentidos.

-Yo vivo el presente, disfruto aquí y ahora.

-Yo soy feliz, saludable, alegre y tranquilo/a.

-Aquí y ahora, estoy dispuesto/a a liberarme del apego a criticarme, culparme, juzgarme, castigarme, herirme, y suelto mi papel de víctima… Agradezco y Bendigo cada situación de mi vida, cada persona, cada dolor y cada enfermedad. Reconozco, asumo y acepto que todo forma parte de mi aprendizaje, son lecciones de “Vida” para aprender a Amar sin condiciones… para crecer mi nivel de conciencia y de evolución espiritual. “Y así es”. Gracias. Gracias. Gracias.

-Mi niño/a (tu nombre). Tú eres un/a niño/a hermoso/a, tú eres un/a niño/a bueno/a, tú eres un/a niño/a listo/a. Aquí y ahora, yo estoy contigo, escuchándote, acompañándote, protegiéndote, cuidándote, mimándote, abrazándote, besándote y amándote. Te acepto tal y como eres. “Y así es”. Aquí y Ahora. Gracias. Gracias. Gracias. Te Amo y Te Bendigo. (*Puedes decir esta afirmación positiva mirando una foto de tu niñez o imaginándote cuando eras niñ@, principalmente al levantarte y al acostarte, y cuantas veces quieras a lo largo del día)

-Divina, Amada y Poderosa Presencia Yo Soy(Dios/Conciencia Divina o la definición que prefiera), me entrego a TI, confiando que manifiestas en mi vida presente, aquí y ahora, todo lo que me conviene para mi beneficio, para mi bien físico, mental, emocional, espiritual y económico. Bendíceme, acompáñame, guíame, protégeme, ayúdame. Sáname. “Y así es”. Aquí y Ahora. Gracias. Gracias. Gracias Te Amo y Te Bendigo.

***Agradecer “por adelantado y en tiempo presente” acelera la manifestación de nuestros deseos, por ejemplo, este decreto positivo: “Gracias, gracias, gracias, que tengo un trabajo con sueldo abundante y me aporta felicidad”. Cada cual puede adaptar el decreto según sus deseos… Para que funcione, es imprescindible decirlo con sentimiento ❤ varias veces al día, confiar, y por supuesto buscar trabajo.

Si deseas que tus sueños se cumplan, colabora. (Lola H.R.)

*Encuentra un buen momento para decirlas, desde mi experiencia personal, la ducha es un lugar idóneo para decir estas afirmaciones positivas porque nos relajamos y nuestro campo de energía está limpio, también es buen momento antes de dormirnos, procurando estar relajados y centrados para hacerlo.

“La clave del bienestar está en tener pensamientos positivos, actitud positiva y creer en ti mismo/a” (Lola H.R.)

¡Adelante, hazlo! No tienes nada que perder y mucho que ganar.

*Si lo desea, puede leer la publicación: Un sencillo Diario de Gratitud puede transformar tu vida

La Abundancia Del Universo

abundacia-infinita-e-ilimitada-y-prosperidadLas personas constantemente están pensando, hablando y actuando como si fueran pobres y carentes. Están afirmando la pobreza. Los medios se suman a esta situación enfocándose en el miedo y la pérdida, y así confirman la creencia que está en el inconsciente colectivo de que somos víctimas impotentes en un mundo terrible. Como resultado, muchas personas en este mundo crean una realidad física de pobreza.

Debemos abrazarnos a una conciencia de abundancia. Esto significa respirar, pensar, hablar y actuar como amados hijos de Dios, sabiendo que siempre vamos a ser apoyados.

Dios quiere que todos vivamos en abundancia

La abundancia fluye con el amor, la felicidad, la prosperidad y el éxito, todo lo cual da como resultado una buena y vibrante salud.

Prosperidad no es tener dinero en el banco, guardándolo por miedo a que te lo quiten o que no vaya a haber lo suficiente. Eso demuestra que el dinero tiene poder (maestría) sobre nosotros.

Prosperidad es tener en abundancia, sabiendo que vendrá más. La conciencia de la prosperidad es creer que siempre va a haber en abundancia, pensar, hablar y actuar sobre esa premisa. Así tenemos poder (maestría) sobre el dinero.

Amor no es aferrarse a las amistades y relaciones románticas, o manipular o chantajear a otros para que permanezcan junto a ti. No es hacer que otras personas sean dependientes de ti para que no te dejen, o agradar a otros para que te quieran. El amor es ser leal contigo mismo y disfrutar de tus relaciones, de tu pareja, tu familia, tus hijos y amigos, dejándolos libres, sabiendo que siempre habrá personas que te amen. Es amar incondicionalmente a la gente. También es amarte a ti mismo y sentirte cómodo con tu propia compañía.

El éxito no es siempre mirar y buscar el reconocimiento exterior y cosas materiales. Es un sentimiento de plenitud y auto- merecimiento, de paz, alegría y satisfacción.

La felicidad no depende de cómo te trata otra gente. La felicidad  es una sensación de liviandad y alegría internas.

La abundancia fluye como resultado de tus pensamientos y acciones. Suelta el miedo de que no haya lo suficiente. Hay en abundancia para todos.

Si regalas algo mientras piensas: “Siempre le estoy ayudando”, o “Siempre pago”, lo que haces es retener. La generosidad significa dar libremente desde tu corazón, y esto asegura que fluirá más todo hacia ti.

¿Les darías más a otros si confiaras en que te entrará más? Entonces da desde tu corazón y esto sucederá.

El amor incondicional significa aceptar a la gente exactamente como es, sin juzgarla. Reconocer lo bueno en los demás. Es compasión, empatía y entendimiento. El amor genuino tiene una cualidad tan magnética que cualquiera que lo esté irradiando atrae a otra gente a su alrededor.

¿Dejarías a alguno de tus amigos o a tu pareja si supieras que ese vacío sería llenado por personas de una vibración superior? Tu trabajo, tus entretenimientos, tu hogar, ¿te satisfacen plenamente? ¿Te traen una sensación de alegría y plenitud? ¿Hay algo en tu vida que cambiarías si supieras que algo mejor te llegaría? El miedo que te tiene atrapado en lo viejo, está bloqueando tus canales de abundancia.

Tal como un río fluye incesantemente, así la Ley del Fluir asegura que no haya vacíos en la vida. Si dejas que algo o alguien se vaya, cosas y personas nuevas toman su lugar, aunque puede haber un período de espera. Naturalmente, si dejas algo y continúas enviando los mismos mensajes subliminales, recibirás las mismas viejas condiciones. Sin embargo, si te has liberado de algo de una vibración más baja, algo nuevo y mejor te llegará automáticamente.

Una joven que había estado pasando por una serie de trabajos horribles con jefes difíciles y autoritarios, y varias relaciones desmoralizadoras, decidió ocuparse de su propio crecimiento personal y espiritual. Luego de dos años de labor consigo misma tenía un trabajo donde su jefe y sus colegas eran personas serenas y agradables, y lo que es más importante, la valoraban y respetaban. Su nuevo novio era tierno, sabio y cuidaba de ella. Sin embargo, le aburría su ocupación.

Me dijo que estaba buscando un nuevo trabajo y que se sentía muy confiada: “Sé que ahora domino el viejo patrón y, ya que esta vez he atraído hacia mí, personas tan lindas con quien trabajar, puedo hacer lo mismo de nuevo. Ahora siento que puedo avanzar hacia una tarea que me haga sentir más plena”.

Claramente sabía que había aumentado sus vibraciones y estaba lista para atraer “un trabajo más abundante”.

Abundancia es decidir lo que queremos y tener totalmente claro que es lo que merecemos.

La abundancia es dar con los pensamientos, las palabras, las emociones y las acciones correctas. También es recibir con los pensamientos, las palabras, las emociones y las acciones correctas. Porque la Ley del Fluir dice que no podemos hacer uno sin lo otro; en caso contrario, bloqueamos el río de la abundancia.

En la tercera dimensión, aquello que entregamos, de alguna forma retorna a nosotros.

En la cuarta dimensión, lo que damos vuelve multiplicado por tres. En la quinta dimensión, lo que damos vuelve multiplicado por diez.

La Ley del Retorno Multiplicado por Diez

Lo que demos desde el corazón se nos devuelve, de alguna forma, multiplicado por diez. Puede que regalemos una comida y otra persona nos dé un libro. Tal vez le entreguemos dinero a alguien y recibamos unas vacaciones de otra. Quizás le demos una mano a alguien y otra persona nos cuide de alguna forma en especial.

Nunca esperes reciprocidad de la persona a quien le diste. Lo que das desde tu corazón sin tomar en cuenta el costo, se te devuelve de alguna forma, multiplicado por diez.

Acepta todo lo que viene a ti, abiertamente, con una sensación de merecimiento y gratitud.

“La gratitud es la semilla de la abundancia”

Así es como tienes la llave a una mayor “riqueza”, mayor de la que te puedas imaginar. Eres un Maestro, porque estás operando la Ley del Retomo Multiplicado por Diez. Esta ley, como todas las otras leyes espirituales, es exacta.

Para poder vivir en abundancia, naturalmente debemos amarnos y darnos a nosotros mismos. Si les damos sólo a otros y no a nosotros, es hora de cuestionar nuestros motivos. Por lo general, estamos compensando nuestra carencia de amor y auto-merecimiento y, naturalmente, esto impide que la ley funcione. Por lo tanto, no des de más a otras personas. Mantén un equilibrio entre dar y recibir.

Si te enojas porque estás manteniendo a alguien, espera un momento y mira profundamente dentro de ti. ¿Estás rescatando a esa persona? En otras palabras, ¿eres codependiente emocionalmente? ¿O estás honrando un acuerdo o un compromiso de una vida pasada?

Por ejemplo, yo creo que Vincent Van Gogh y su hermano deben haber hecho un contrato antes de reencarnar, de que el hermano sería el sostén económico de Vincent para que él pudiera entregar sus increíbles cuadros al mundo; entiendo que sus cuadros resuenan con la vibración de la conciencia del Cristo, de ahí su permanente vigencia.

Inconscientemente puede que “recordemos” que hemos hecho un contrato de vidas pasadas para ayudar a alguien en algún momento. Si no cumplimos las promesas, los contratos y los compromisos hechos en esta vida o en una existencia anterior o aún los concertados entre nuestros Sí mismos Superiores, atraeremos frustración, desilusión y pérdida a nuestra vida. Cuando honramos estas promesas, se nos recompensa diez veces.

Una amiga mía ayudó a un hombre durante un período muy traumático de su vida. Lo llevó a su casa, lo cuidó física y económicamente. Pero de vez en cuando se sentía enojada con esta situación, porque tenía miedo de que no le alcanzase para los dos. Le disgustaba tener siempre que pagar por él. Solían presentársele problemas con sus negocios.

Gradualmente noté que su actitud hacia él empezó a cambiar de manera sutil. Me dijo que ya no le importaba mantenerlo económicamente, porque se había dado cuenta de cuánto la apoyaba él a nivel emocional. Al hacer ella este cambio, sus negocios empezaron a prosperar.

Ella había respetado automáticamente un compromiso de vidas pasadas con él, pero desde un enfoque erróneo. Mientras hacía esto, sus negocios estaban detenidos y sufrían pérdidas. Ahora que honraba el contrato desde su corazón, había activado la Ley del Retorno Multiplicado por Diez.

Observa la manifestación de las Leyes de Abundancia en tu vida porque es una llave para el crecimiento espiritual.

Piensa en los Iluminados que eligieron vidas de abundancia y poder. Kuthumi fue Pitágoras y el emperador de la India Shah Jahan, quien construyó el Taj Mahal. Serapis Bey fue el faraón Akhenatón. Monka fue el jefe de la civilización incaica. El Morya fue el rey Salomón. Cuando Jesús era José, fue gobernador de Egipto.

Una vez que lograron el poder sobre las Leyes del Universo, eligieron encarnar en posiciones de abundancia y poder para que pudieran influir directamente en la vida de millones de personas.

Cuando los colaboradores de la Luz en todas partes tengan dinero y poder, el mundo se transformará con rapidez.

Ejercicio: Visualización de abundancia

Relájate.

Abre tu corazón.

Visualiza que alguna persona que amas está recibiendo todo lo que él o ella quiere.

Visualízate a ti mismo recibiendo todo cuanto quieres.

Recuérdate a ti mismo que mereces esto y que mereces también disfrutarlo.

  • Fuente: Extraído del libro de Diana Cooper “La Ley de la Abundancia”

*Si lo desea, puede leer la publicación: “La abundancia no se adquiere, se sintoniza” *Wayne Dyer.